Opiniones

¿Dónde invertir cuando reina la incertidumbre?

El mercado experimentó una fuerte volatilidad desde que Alberto Fernández fue elegido como nuevo presidente. Contra todos los pronósticos, no fue tanto como la que se esperaba.

Desde el 27 de octubre, fecha en que Alberto Fernández fue elegido como nuevo presidente, el mercado experimentó una fuerte volatilidad. Aunque para ser justos, no fue tanto como la que se esperaba.

En estos 10 días que han pasado desde las elecciones, se ha experimentado una caída de los montos caucionados por efecto de la baja de tasa de interés, la cual pasó de 68% a 65% y se estima que podría llegar a 63% para quedarse ahí un buen tiempo.

Desde que el BCRA anunció esta medida de baja de tasa, comenzó el desaliento de la colocación en pesos e hizo caer muy fuerte la tasa promedio de caución desde los 63.75% del viernes 28 octubre a los actuales 40.99% mostrando una fuerte caída de 22.76% de la tasa promedio. El volumen transado se redujo en -11.52%, siendo que en dólares la colocación se redujo un -31.29%.

Para sorpresas de muchos, el resultado post elecciones no fue tan catastrófico como se estimaba, es más, el índice de acciones S&P Merval recién concluyó su tendencia alcista en las últimas jornadas, con una caída de -1,1%. Sin embargo, las principales bajas estuvieron en las acciones que mayor crecimiento presentaron en las jornadas anteriores ante la toma de ganancia de los inversores, ellas fueron Grupo Financiero Valores S.A. (13,77%), Ternium Argentina S.A. (4,47%) y Aluar Aluminio Argentino S.A. (3,73%).

Con respecto a la renta fija, los bonos argentinos denominados bajo legislación local cerraron una rueda mixta, con una caída de 1,20% para el Discount 2033 (DICAD) e incrementos de 3,85% para el Bonar 2024 (AY24D) y 2,06% el Bonar 2020 (AO20D).

Las acciones tomadas en el plano internacional por Alberto Fernandez más la apreciación de las monedas globales, afecta negativamente a la Argentina en esta materia. La caída de inversión es muy alta, el mercado no cuenta con un volúmen considerable, los bonos en dólares se encuentra a precios bastante bajos, ideales para comprar, pero las inseguridades son muchas. A la fecha, el BONAR2024 cotiza a $37.50, bastante barato, pero con posibilidades de seguir bajando. La demanda en bonos y acciones es muy baja. Con la reestructuración de deuda tocando la puerta, los bonos dejaron de ser una apuesta conservadora. Sin embargo, si optamos por elegirnos, lo más seguro es optar por aquellos títulos de ley extranjera.

Lo único que muestra mayor movimiento en cuanto a renta variable, son los ADRs, al punto de que se descuenta que ya se conocen algunas noticias con respecto a la reestructuración de la deuda con el FMI.

Con respecto a los depósitos bancarios, hace tiempo venimos viendo cómo estos se derrumban. El stock de depósitos en pesos hace un año atrás, medidos a la cotización en dólares de dicha fecha ascendía a U$S 75.239 millones, al 31 de octubre de 2019 suman el equivalente a U$S 52.579 millones, esto implica que el ahorro en pesos disminuyó el equivalente a U$S 22.642 millones, una caída del 30% anual.

Ahora que el cepo al dólar acotó el volúmen de compra, los ahorristas se encuentran en la situación de qué hacer con sus excedentes en pesos. Está claro que el ahorro no debe estar en moneda local para protegernos de las constantes devaluaciones, ante esto, las opciones que más suenan son cinco.

  • Fondos money market.
  • Cheques pago diferido con maduración menor a un mes.
  • Lecaps (que ya fueron reperfiladas).
  • Cauciones de corto plazo.
  • CEDEARS.

Las cauciones vienen siendo un instrumento que muchos ahorristas eligen en este último tiempo, estas son instrumentos del mercado de capitales que utilizando activos financieros como garantía, permiten colocar o tomar dinero por plazos que varían entre 1 y 120 días. Este tipo de inversiones rinden hoy un 50% de TNA para el plazo de 30 días, mientras que para 7 días su TNA es del 48%.

Sin embargo, la cobertura por excelencia, vienen siendo los Cedears. Este instrumento es una excelente opción para invertir en pesos en acciones en Wall Street y estar cubiertos ante la suba del dólar. Ante las constantes disparadas de la divisa estadounidense, el volumen de Cedears se disparó potencialmente, aumentando en 10 veces.

Para tomar una idea del crecimiento que este instrumento experimentó, podemos comparar el rendimiento obtenido en Septiembre del 2018 donde se operaban $405 millones, al día de la fecha, se llegaron a negociar más de $4.055 millones durante el mismo mes. Actualmente, la participación de Cedears representa el 18% del volumen total diario de la bolsa de valores.

Una razón más que suficiente para explicar el alza potencial de los Cedears, es que parte de su suba se corresponde al hecho de que tanto las acciones de Tenaris como Petrobras se deslistaron y dejaron de cotizar en el panel del Merval para pasar al panel de Cedears. Estas son dos acciones que operaban realmente con mucho nivel y cuyas variaciones terminaban arrastrando el rendimiento general del merval. También a la figura del market maker, que termina brindando liquidez al mercado.

Otros fenómenos que pueden explicar el crecimiento del volumen de comercialización de este instrumento, son la dolarización de carteras y la diversificación de inversiones salientes del riesgo argentino.

Para finalizar y a modo de conclusión, antes de responder dónde conviene invertir, es elemental desarrollar un plan de inversión teniendo en cuenta que perfil de inversor tenemos, que plazo de inversión estamos dispuestos a destinar y qué rentabilidad esperamos recibir. Respetando estas bases como punto de partida, podemos decidir.

El mercado ha atravesado varias crisis, pero siempre se recupera. Lo elemental es no perder la calma y respetar nuestro plan de inversión. Si sabemos esperar y aprovechar las crisis como oportunidades el futuro del mediano plazo no es tan malo como pensamos, al revés podemos tener un optimismo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario