Edición Impresa

Dos argentinos entre los ganadores de los premios Tony

• RICARDO HORNOS Y DIEGO KOLANKOWSY, PRODUCTORES RESIDENTES EN EE.UU.
El llamado “Oscar al teatro” favoreció anteanoche a ambos, por sendos revivals de los musicales “Angels in America” y “Once on This Island”. El público de Broadway, al igual que la crítica especializada, favoreció a estos títulos que marcaron un hito en la cartelera.

Dos argentinos ganaron anteanoche los premios Tony Awards por sus producciones en Broadway: Ricardo Hornos se alzó con el premio al mejor revival por "Angels in America", y Diego Kolankowsky fue distinguido por otra reposición, "Once on This Island". En diálogo ayer con este diario desde Nueva York, Hornos expresó: "'Angels in America' ahora tiene el récord absoluto de haber ganado en su momento el Tony, el Pulitzer, el Laurence Olivier y otro Tony por su revival. Además, fue bastante sustancial que ganara los dos rubros mayores de actuación", destacó, por los premios a Andrew Garfield y Nathan Lane en el papel del abogado Roy Cohn, mentor de Donald Trump.

"El protagonista de la obra es este abogado que se vanagloriaba por lo despreciable que siempre fue", continúa. "La obra tiene personajes reales y ficticios. Cohn había sido la mano derecha de McCarthy en los 50 y 60, en plena inquisición contra los comunistas. Hay un dato curioso, durante la campaña previa de 'Angels', Trump estaba en uno de sus pozos con Rusia, y escribió en Twitter '¿Dónde esta mi Roy Chen?'. Al día siguiente la producción sacó una página entera en The New York Times con la foto de Nathan como Roy, y la leyenda 'Aquí esta tu Cohn'. Nathan dio un discurso en el que se emocionó porque recordó que después de consagrarse como actor cómico en ´Los productores´, hace 11 años, tomó la decisión de dar un giro en su carrera y abrirse a cosas más jugadas. Hizo una obra del off sobre el famoso escritor prohibido Dalton Trumbo, que era uno de los 8 malditos, y que ganó uno o dos Oscars con seudónimo, uno de ellos por 'Espartaco'. Nathan consideró el premio del domingo como la culminación de esa búsqueda".

La comedia musical "The Band's Visit", inspirada en el film israelí de mismo nombre, y la pieza "Harry Potter y el legado maldito", dominaron el domingo en Nueva York la ceremonia de los Tony Awards. Una obra muy atípica respecto a los cánones habituales de Broadway, "The Band's Visit" obtuvo diez Tonys, entre ellos el más importante, el de mejor comedia musical. Tal como en la película, relata la historia de una banda musical de la policía egipcia a la que una confusión la conduce a las profundidades del desierto israelí, para una reunión inesperada de nacionalidades, religiones y culturas. Pocos son los que habrían previsto al principio de la temporada la trayectoria que tendría esta obra, ante éxitos probados del cine como "Frozen" o "Bob esponja". Pero las críticas elogiosas de "The Band's Visit", una popularidad creciente, su tema y su mensaje político la ubicaron en una posición ideal.

Al respecto Hornos indicó: "Estoy involucrado indirectamente en esta obra, me encanta que haya ganado. La obra empieza con un prólogo proyectado sobre un incidente de 2016, cuando una banda de la policía de Alejandría en Egipto se quedó varada en territorio israelí. Fue tan poco importante que nadie se enteró. Ahí arranca la obra que habla sobre el amor y la soledad. Tiene la curiosidad de haberle dado un premio a Tony Shalhoub, que ganó como actor de musical pero sin embargo en la obra no canta. Es una obra pequeña que no tiene una enorme producción pero dura una hora y media, sin intervalo, y la gente sale encantada".

Respecto de la tendencia a obras o comedias musicales surgidas del cine, Hornos lamentó la tendencia que, según su proyección, llegó para quedarse: "Me parece un tanto patético pero es una modalidad que, hasta que no falle, persistirá en Broadway. El año próximo llegan 'King Kong', 'Moulin Rouge', 'Tootsie' y 'Mujer bonita' al teatro. Durante los últimos 15 años las películas nacieron de novelas, cuentos cortos o de comics. Son franquicias establecidas y ese paradigma pasó a Broadway, de hecho los estudios de Hollywood se instalaron en Nueva York para que el nuevo paso en la cadena de producción sea la traslación del audiovisual al teatro. Antes se escribían guiones, llamados 'spec', por especulativos, y se iban retocando entre autor y productora; hoy ese mercado está extinto. Creo que esto ocurre porque los agentes de hoy no tienen el entrenamiento para imaginarse un guión sin haberlo visto, entonces hay atajos, los ven en series, los muestran con dibujitos. De modo que es bueno que excepciones al a regla como 'The Band´s Visit', que son originales, derroten ese paradigma. Lo mismo ocurrió con 'Hamilton', y de hecho generó el recorrido inverso, salió la novela basada en el musical".

Respecto del revival "Once on This Island", Diego Kolankowsky dijo desde Nueva York a este diario: "Me siento orgulloso de este proceso de tres años en el que además de haber construido una obra nueva, y fuera de lo común, construimos una familia artística. Todo cierra perfecto con este premio, justo a tiempo para arrancar con un sueño nuevo, hoy empezamos con los ensayos de 'Gettin´the band back together', que se estrenará en agosto. Es un musical original cómico de rock, sobre las segundas oportunidades en la vida. Su protagonista es un broker de Wall Street que decide volver a Nueva Jersey y rearmar su banda, en plena crisis de los 40".

Además del Tony como mejor comedia musical, "The Band´s Visit", que es exhibida en el Ethel Barrymore Theatre, obtuvo los dos premios de interpretación para los papeles principales, además del de mejor puesta en escena y mejor música. Tony Shalhoub, quien ya había ganado un Globo de Oro y tres Emmy por su papel en la serie televisiva "Monk", recibió el Tony por el mejor papel masculino por su interpretación del personaje de Toufik. Al recibir su galardón, el actor rindió tributo a su padre, un inmigrante libanés que llegó a Nueva York en 1920.

Con sus diez Tonys, el gran vencedor del año se acerca a la posición que tuvo la obra de "Hamilton", premiada 11 veces en 2016, y "The Producers", la mayor referencia al haber obtenido 12 Tonys en 2001. Igualmente esperado, "Harry Potter y el legado maldito" se llevó seis Tonys, entre los cuales el de mejor obra y el de mejor dirección en obra (John Tiffany). Al igual que sus antecesoras del año pasado, la ceremonia permitió a los presentadores y a los galardonados ofrecer mensajes de tolerancia frente a las minorías así como lanzar algunas críticas contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que tuvo su broche de oro con la ovación a Robert De Niro. Cuando subió al escenario para presentar el show de Bruce Springsteen, el actor de "El padrino" expresó: "Voy a decir una cosa: "Fuck Trump!", y levantó ambos puños al aire. La multitud en el Radio City Music Hall comenzó a vitorear, y luego le dio una ovación de pie. "Ya no es ¡abajo Trump!, es 'Fuck Trump'!", dijo.

El canal CBS, que estaba transmitiendo en vivo pero con una demora de un par de segundos, tapó el insulto de De Niro con un pitido. El actor prosiguió luego con su introducción, alabando a Springsteen por su activismo político. "Bruce, puedes sacudir la casa como nadie", dijo De Niro. "Incluso más importante en estos tiempos peligrosos, sacudes el voto. Siempre luchando, en tus propias palabras, por la verdad, la transparencia y la integridad en el gobierno. Cómo necesitamos eso ahora". No fue la primera vez que el neoyorquino De Niro ataca a Trump. En 2016, cuando era el candidato presidencial republicano, De Niro aseguró que era "notoriamente estúpido", "totalmente loco" y un "idiota".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario