Mundo

Dos partidarios del Brexit "duro" se disputarán la sucesión de Theresa May

El exalcalde de Londres, Boris Johnson, y el cancillera, Jeremy Hunt, son los principales candidatos a ocupar el lugar que dejará vacante la primera ministra.

La salida repentina de Theresa May del gobierno británico a causa del brexit abrió la puerta a la pulseada interna por su sucesión. Tal compulsa se definirá entre el exalcalde de Londres, Boris Johnson, partidario de abandonar la Unión Europea el 31 de octubre con o sin acuerdo, y el canciller Jeremy Hunt.

Johnson, excanciller del Reino Unido, se impuso con holgura en la primera fase de las primarias del Partido Conservador, al recibir el apoyo de 160 de los 313 diputados de la formación y es el claro favorito en las encuestas para imponerse en la votación por correo entre los 160.000 afiliados conservadores que se iniciará en los próximos días.

Hunt, que también contempla un Brexit duro si no logra renegociar con la UE los términos de salida, recibió 77 votos entre sus colegas de bancada, mientras que el ministro de Medioambiente, Michael Gove, quedó eliminado tras obtener 75 apoyos.

A finales de julio, el Partido Conservador anunciará el ganador de sus primarias, que heredará asimismo el cargo de primer ministro una vez May consume la dimisión que anunció a finales de mayo.

Boris Johnson fue uno de los principales impulsores de la campaña a favor del Brexit antes del referéndum de 2016, pero renunció pocos días después de ese plebiscito a presentarse como candidato a primer ministro, lo que dejó paso a Theresa May.

En esta ocasión, el exalcalde de la capital británica, que disparó su popularidad con la organización de los Juegos Olímpicos de 2012, sí ha dado el paso para dirigir al país en la fase más delicada del Brexit y parte con una abrumadora ventaja respecto a Hunt para conseguirlo.

Según una encuesta publicada por la influyente página ConservativeHome a principios de esta semana, cuando todavía quedaban seis aspirantes en la carrera por el liderazgo, el 54,8% de las bases del partido le prefieren a él como líder, mientras que el 5,8% optaría por su rival, reportó la agencia de noticias EFE.

Johnson comenzó a hacer una discreta campaña entre sus compañeros de bancada ya hace meses, cuando la posibilidad de que May acabara dimitiendo comenzaba a ser un rumor constante en Westminster.

'BoJo' como se lo conoce a Johnson subrayó en varias ocasiones que su principal objetivo como jefe de Gobierno será sacar al Reino Unido de la UE el 31 de octubre -la fecha límite que ha marcado Bruselas-, dado que cree que otro retraso minaría la confianza de los votantes conservadores.

La presión sobre los conservadores en ese terreno ha aumentado después de las elecciones al Parlamento Europeo de mayo, en las que el Partido del Brexit, liderado por el eurófobo Nigel Farage, obtuviese el 31,6% de los votos, y los conservadores quedaran relegados al quinto puesto, con el 9,1%.

De su lado, Jeremy Hunt aspira por su parte a suavizar los términos de la cláusula norirlandesa y asegura de que algunos líderes europeos están dispuestos a ser más flexibles en ese terreno de lo que han mostrado hasta ahora.

Al contrario que Johnson, el jefe de la diplomacia británica pediría una extensión del plazo de salida si el 31 de octubre no se ha ratificado un acuerdo, aunque asegura que un Brexit duro seguirá estando sobre la mesa si él es el próximo primer ministro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario