Negocios

E-commerce facturó en el primer semestre un 56% más que en 2018

El comercio electrónico resistió a la caída generalizada del consumo y facturó por encima de la inflación.

Como en una realidad paralela, el comercio electrónico parece haber eludido en gran parte el combo de inflación, caída de poder adquisitivo y menores ventas que cercó a la economía durante el primer semestre del año. Los números frescos, recién procesados, informados por el sector, muestran que la facturación fue de $152.000 millones, un 56% mayor a la del mismo período de 2018, con un crecimiento de 7% en las unidades vendidas. Hay varios factores que explican las cifras: la posibilidad de “investigar” para hallar una buena oferta, la mayor penetración de los smartphones, una nueva legión de consumidores jóvenes y, simplemente, el disfrute de la comodidad.

La presentación realizada por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), en el marco de la edición número 100 del eCommerce Day que tuvo lugar en el Centro de Convenciones de Buenos Aires, dejó como sensación principal la consolidación de una nueva forma de comprar y vender.

grafico 1.jpg

El salto de los $98 millones facturados en el primer semestre de 2018 a los $152.000 millones de este año debe ser ajustado por inflación, pero que las unidades vendidas fueran 56,5 millones (un 7% más) y las órdenes de compra crecieran 21% (41,9 millones) fueron los hechos que mayor entusiasmo generaron. “Nosotros decíamos que en algún momento el tráfico migró hacia los celulares, ahora llegó el día en el que migraron las ventas”, sentenció Gustavo Sambucetti, director GoForEcommerce de CACE.

Destacó además que el Top 5 de los productos más vendidos por unidad estuviera formado por los rubros de Alimentos, Bebidas (alcohólicas y sin alcohol), Indumentaria infantil y accesorios, Calzado no deportivo y Herramientas. “Esto tiene que ver con la madurez del mercado. Cuando está empezando, Turismo tiene un peso del 50% en las ventas y Electro un 20%, a medida que el mercado crece, también crecen las categorías con compras más recurrentes y pequeñas”, afirmó.

grafico02.jpg

Es un universo en el que el tráfico tuvo un alza de 20% y los smartphones dominan las transacciones: el 50% de las compras se hicieron a través de estos dispositivos (el 63% tomando en cuenta a las empresas con apps más desarrolladas). Según el estudio, 9 de cada 10 argentinos compraron online alguna vez y 7 de ellos lo hicieron el último año.

Claro que la crisis pudo haber imposibilitado un salto en las cifras aún mayor, pero a la vez la inestabilidad atrajo la atención de consumidores que vieron en Internet un refugio. “Es un muy buen aliado en momentos de cuidar el bolsillo, porque permite investigar y realizar una búsqueda previa”, sostuvo Sambucetti.

grafico03.jpg

En la misma línea, Marcos Pueyrredón, presidente honorario de la entidad, recordó que “siempre que tuvimos crisis, el e-commerce fue una ventana de oportunidad. Para la demanda porque optimiza su dinero, para la oferta porque encuentra un mayor mercado. Pero además del precio, también juega la conveniencia y la comodidad, la gente ya no quiere perderse toda la mañana del sábado en un supermercado”. En ese punto fue clave la incorporación al consumo de nuevas generaciones que ya nacieron con el hábito de las compras online.

Por amplio margen, el medio de pago más elegido fue, una vez más, la tarjeta de crédito. El dato nuevo: el notable crecimiento del uso de la tarjeta de débito y las billeteras electrónicas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario