Política

Echegaray dijo ser "blanco de persecución política con ropaje judicial"

Tras la feria judicial de invierno, se reinició el juicio por Oil Combustibles con la etapa de declaraciones indagatorias. Esta semana se conoció la pericia oficial realizada por contadores de la Corte Suprema, que pone en crisis los pilares de la acusación.

El extitular de la AFIP en el kirchnerismo Ricardo Echegaray se definió hoy como un "muerto civil" y sostuvo ser "blanco de persecución política con ropaje judicial" al negar las acusaciones en su contra en el inicio de su declaración indagatoria en el juicio de Oil Combustibles.

"Me decretaron la muerte civil, me impiden trabajar, no hice nada para tener la muerte civil. No cometí delito ni acá ni en ninguna de las otras causas", sostuvo el exfuncionario ante el Tribunal Oral Federal 3, que lo juzga como presunto autor de "defraudación" en perjuicio del Estado.

Echegaray cuestionó el secuestro en el caso de dos vehículos de su propiedad que, dijo, "no fueron producto de la corrupción".

"Me sacaron dos vehículos, un Citroën C4 2015 y un Jeep. Soy apicultor, tengo que llevar colmenas, no puedo. Soy abogado, no me puedo trasladar", se quejó en el juicio donde está procesado por haber supuestamente favorecido a Oil Combustibles con planes desde la AFIP que permitieron el no pago del impuesto a los combustibles líquidos.

Echegaray abrió por la mañana la ronda de declaraciones indagatorias en el juicio que se le sigue junto a los detenidos empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa, sobre quienes negó haber tenido trato personal durante los doce años en que fue titular del organismo recaudador.

"Esta es una acusación antojadiza, se armó una causa artificialmente" en base a una denuncia de la diputada Elisa Carrió que antes "no prosperaba", pero que después de diciembre de 2015 "comenzó a prosperar", agregó.

Sobre López y De Sousa, el exfuncionario dijo que desde diciembre de 2015 "se buscó arrebatarles las empresas", en referencia al grupo Indalo.

"No los conozco, nos estamos terminando de conocer acá, en esta desgracia injusta, pero desgracia", aseguró. Sobre López, dijo que lo vio dos veces en doce años de gestión.

"El día de la muerte de Néstor Kirchner, en una confitería en Calafate, y después el día de la inauguración de un busto de (Raúl) Alfonsín en la Casa Rosada, nos sentaron juntos, eran numeradas las sillas", explicó.

Echegaray aludió a las denuncias de Carrió y "otros malandras de la política".

"Yo jamás transitaba por tribunales, empecé después que dejé el cargo, antes decían 'no la señora Carrió no está bien de la cabeza y las rechazaban', y después les resultaba funcional a sus intereses", argumentó.

"No vine a ejercer la función pública ni proyecté mi vida en base a ilícitos", agregó en relación a ocho procesamientos en distintas causas judiciales, dos juicios orales que se realizan actualmente y otros dos que ya tienen fecha de comienzo.

Los jueces del Tribunal Oral Federal 3 Fernando Machado Pelloni, Andrés Basso y Javier Ríos rechazaron en la última audiencia del debate planteos para suspender el juicio o declararlo nulo por lo cual continuará con las declaraciones indagatorias a los tres acusados.

Las audiencias tienen lugar en los tribunales federales del barrio porteño de Retiro.

Esta semana se conoció la pericia oficial realizada por contadores de la Corte Suprema, que se incorporó al juicio oral por la supuesta defraudación de la petrolera Oil Combustibles, que pone en crisis los pilares sobre los que se sostuvo la acusación de la AFIP, sobre la concesión de planes de pago presuntamente irregulares.

Además de concluir que el monto del impuesto adeudado por el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) nunca fue de $8.000 millones –sino una cifra menor-, indicó que a diciembre de 2015 no existía deuda exigible y que los planes de pago con los que se había financiado la firma estaban regularizados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario