La debilidad del real complica más a la Argentina

Economía

En lo que va de 2020 Brasil fue el país del G-20 cuya moneda se depreció más frente al dólar: el real cedió cerca de un 25% en el año. Esta situación puede sumar un nuevo problema a la economía argentina, ya que la devaluación del país vecino les resta competitividad a las mercancías locales, precisamente, frente al socio más importante. Según las estadísticas de Tipo de Cambio Real Bilateral que publica el Banco Central, la relación cambiaria entre Argentina y el país vecino está en los mismos niveles que se podían observar en abril de 2018, por lo que el impacto del Covid-19 en emergentes, más la inflación local, habrían borrado las mejoras comerciales comparativas logradas a partir de la devaluación.

En un contexto en el cual el comercio internacional se contrae fuertemente debido al coronavirus y la disputa entre países petroleros, los especialistas observan que cualquier situación que impacte a las exportaciones argentinas puede complejizar aún más el acceso a dólares que permitan hacer frente a las obligaciones soberanas. Y no se debe perder de vista que el 78% de la deuda bruta del país es en moneda extranjera, según estimaciones de Fundación Capital. “El principal impacto que tiene la depreciación del real es que nos resta competitividad, ya que la economía brasileña se abarata en dólares y eso les permite salir a vender más barato que nosotros”, destacó el economista jefe de la consultora Ecolatina, Matías Rajnerman.

Más allá de este señalamiento, Rajnerman destacó un potencial aspecto positivo: “Si se abarata Brasil en dólares, eso nos puede ayudar a contener la inflación. Los precios argentinos no van a bajar, pero sí puede haber un colchón. De hecho, nosotros bajamos las proyecciones de inflación de 37,5% a 35%”. Desde Ecolatina señalaron también que en marzo Argentina se apreció respecto del resto de las economías de la región un 8%, en términos reales. Esto se debe a que, si bien el dólar oficial en nuestro país se viene moviendo (aunque muy levemente por el cepo), la fuerte inflación borra las correcciones nominales, algo que no sucede en los países vecinos. De hecho, todos los emergentes están viendo perder valor a su moneda a raíz de la salida de capitales, sin que eso tenga un impacto profundo en precios.

En tanto, el director de la consultora DNI, Marcelo Elizondo, indicó: “Argentina el año pasado exportó unos u$s65.000 millones en total y ese número va a caer, ya que de ese total unos u$s45.000 millones son commodities y se espera que para este año exportemos entre u$s3.000 y u$s4.000 millones menos, precisamente en commodities”. De hecho, la mejora de la balanza comercial, debido a la fuerte devaluación del peso, fue una de las buenas noticias que tuvo Argentina luego de la crisis de 2018-2019, ya que le permitió alcanzar un superávit en el intercambio con el extranjero de u$s15.990 millones. Elizondo destacó también que el cisne negro que tiene en cuarentena al mundo también golpea en las otras áreas que permiten el ingreso de divisas: el turismo y las inversiones en Vaca Muerta.

En cuanto a la llegada de visitantes, el especialista recordó que Argentina es el país sudamericano con mayor ingreso de dólares a partir del turismo y que “eso también se va a caer”. Respecto del principal yacimiento no convencional, explicó: “Cuando el petróleo estaba por debajo de 50 dólares el barril ya no se justificaba la inversión en Vaca Muerta. Y hoy está alrededor de los 25 dólares”. También Juan Paolicchi, economista de EcoGo, advierte que Argentina va a sufrir una caída en sus exportaciones, que no alcanzará a ser compensada por una baja de las importaciones.

En Brasil, el dólar cruzó la semana pasada, por primera vez en la historia, la barrera de los 5 reales, hoy está en torno a los R$5,04, cuando hasta el 31 de diciembre se colocaba en R$4,02. Respecto de la comparación con nuestro país, hoy a cambio de un real se pueden obtener 12,82 pesos argentinos, mientras que si un brasileño venía a nuestro país el 28 de octubre del año pasado, tras la instalación del cepo hard, a cambio de un real podía hacerse de $14,94. A este salto nominal debe agregarse el impacto por la inflación que acarrea la economía argentina, que genera una apreciación en la moneda local.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario