BCRA transifirió $47.000 M al Tesoro en lo que va de febrero

Economía

Febrero está transcurriendo sin sobresaltos monetarios ni cambiarios. Pero aún no está todo dicho. Pesce sigue asistiendo a Guzmán.

El cúpula del BCRA encabezada por Miguel Pesce intentó dejar en claro que la “idea” del ente monetario era no financiar al Tesoro, por lo menos, en forma exagerada. Esto sobre todo porque descuenta que deberá emitir “fuerte” para ir comprando las divisas del superávit comercial, que tendrán, seguramente, destino de cubrir los vencimientos de deuda en dólares. Como referencia basta con señalar que si el superávit fuera similar al de 2019 (casi u$s16.000 millones), esto implicaría una emisión no menor a $1 billón. Hoy la base monetaria suma $1,97 billones.

Mientras tanto el BCRA sigue auxiliando al Tesoro. Tras la fuerte transferencia de fines de diciembre pasado de $180.000 millones y luego del impasse de enero, el ministro de Economía, Martín Guzmán, volvió a solicitarle Adelantos Transitorios al BCRA este mes. El primero fue el 7 por $20.000 millones y el segundo el 13 por $27.000 millones. De modo que en lo que va de febrero el BCRA ya envió $47.000 millones al Tesoro para cubrir los desequilibrios fiscales.

Cabe recordar que el año pasado por la vía de los Adelantos Transitorios el BCRA envió $350.000 millones al Tesoro más otros $204.245 millones en concepto de Transferencia de Utilidades. Aún es muy prematuro aventurar cuánto necesitará el Tesoro ya que no se sabe a ciencia cierta si la meta fiscal para este año estará cercana al déficit cero o no. Lo cierto es que la caja de Hacienda todavía precisa del auxilio del BCRA y todo indica que la estrategia macro lo contempla. De ahí que el comportamiento de la demanda de dinero resulta clave en este contexto. Porque además de los billones de pesos en circulación se aventura que viene unos cuantos cientos de miles de millones más por delante.

Por el momento el panorama monetario de febrero no muestra mayores sobresaltos. Lo que, en parte, se refleja en la estabilidad del mercado cambiario y de la brecha entre el dólar oficial y el paralelo. Aunque luego de la fuerte absorción de enero ($186.510 millones) tras la lluvia de pesos de noviembre y diciembre ($508.138 millones) en la primera parte de febrero la base monetaria ya acusa una expansión de $248.517 millones.

Esta inyección de pesos está vinculada principalmente con cancelación de Leliq (según datos del mercado serían en gran parte del Banco Nación) por $168.278 millones y de Pases por $33.415 millones. Otro canal de emisión fue el pago de intereses por $22.856 millones. Mientras que el principal factor contractivo está siendo la venta de reservas (u$s342 millones) que implicó una absorción de $20.720 millones. Así se tiene que al cabo de practicamente la primera quincena del mes el BCRA convalidó una expansión monetaria de $248.517 millones, lo que se enmarca con el objetivo de reducir las tasas de interés del mercado financiero y alentar el crédito privado.

Claro que el riesgo es alentar las expectativas inflacionarias y presionar al mercado cambiario. Por lo pronto la lluvia de pesos recaló en los bolsillos de la gente. La circulación de billetes y monedas en poder del público aumentó 8% en enero lo que fue, monetariamente, compensado por la baja en los encajes bancarios (depósitos de los bancos en el BCRA). Lo que se está revirtiendo en febrero donde la tenencia de billetes apenas crece 1% y los encajes suben 28%. Desde que asumió Alberto Fernandez la base monetaria creció 12%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario