Buen inicio 2020 para bonos: suben hasta 23% en pesos

Economía

Los bonos en pesos, principalmente los de corto plazo, vienen acumulando importantes ganancias en el año, que han llegado a superar el 20%, dado que la posición del Gobierno en torno a la renegociación de la deuda ha sorprendido gratamente a los inversores. Pero las ganancias son todavía mayores, si se toma en cuenta la evolución de los títulos desde que asumió la presidencia Alberto Fernández, y se acercan hasta un casi 150%.

Tal es el caso del A2M2, con vencimiento el 6 de marzo, que en lo que va del año acumula un alza del 23,4%, mientras que en la era Fernández ganó un 164,9%. Por debajo se ubicó el AF20, el llamado Bono Dual, que vence el próximo 13 de febrero, con un alza del 15,6% en los primeros días del 2020 y del 110,8% desde el pasado 10 de diciembre. Le siguió el TC20 (bono que ajusta por CER), que alcanzará su madurez el 28 de abril. Desde que comenzó el año, su cotización aumentó 21,3% y desde el cambio de gobierno, 110,7%. El otro bono soberano que vence en los próximos meses es el Bonar marzo 2020 (AM20), que subió 15,4% en lo que va del año y 98,6% en la era Fernández. Otros bonos, como el Discount y el Par, que ya se ubican en el tramo largo de la curva, anotaron subas más moderadas, del 5,9% y del 5,5%, respectivamente.

Juan José Vázquez, jefe de Research de Cohen, estimó que el buen desempeño que están mostrando los bonos en pesos responde a la expectativa de que los servicios de deuda se pagarán con el roll-over de la deuda en moneda local. Recordó que “en diciembre hubo diversas colocaciones, donde el soberano colocó Letras por más de $21.000 millones, pero también hubo de algunas provincias, como Chubut, Buenos Aires y Chaco, que se dio a entender como una señal de que podría haber cierta apertura al mercado”. Es necesario destacar que las colocaciones del gobierno se realizaron con tasas inferiores a las que se operan en el mercado secundario. En esta línea, Vázquez señaló que “se espera que las cotizaciones de los títulos en el mercado secundario poco a poco vayan convergiendo a los niveles de las licitaciones primarias; debería alcanzarse cierto equilibrio en el corto plazo. Esta tendencia debería ir en aumento”.

Por su parte, Federico Desprats, analista de Intervalores, comentó que “el mercado está ‘tradeando’ la renegociación; está esperando a que se den a conocer los primeros lineamientos, pero por el momento es todo especulación”. Hoy en día, “la expectativa está puesta en que el Gobierno va a reestructurar la deuda en modo ‘performing’ (pagando a medida que negocia), que es lo más razonable”, explicó. Cabe recordar que, durante la campaña electoral, uno de los principales temores de un potencial regreso del kirchnerismo era que el país volviera a entrar en default. Por el momento, si bien este fenómeno no está completamente descartado, de a poco se van disipando los temores. En esta línea, Desprats destacó que “pese a la retórica de querer bajar las tasas, lo que implica rendimientos negativos, el Gobierno ha sorprendido para bien. El mercado había priceado otro escenario”.

Vale recordar que los bonos venían de precios que daban por descontado un default. Las paridades llegaron a ubicarse cerca del 30%. Es decir, el valor de mercado de los títulos se llegó a ubicar muy por debajo de su valor técnico. Con las revalorizaciones de las últimas semanas, hubo cierta recomposición que les permitió recuperar gran parte del terreno perdido con la noticia de la victoria de Alberto Fernández, que esperaban un escenario menos favorable para el mercado. Si el gobierno logra alcanzar una renegociación exitosa de la deuda, permitirá descomprimir el programa financiero del 2020, lo que debería llevar a un escenario más propicio para invertir en títulos públicos, aunque ya sin las ganancias extraordinarias acumuladas desde mediados de diciembre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario