Brasil colocó deuda por u$s 500 M a la menor tasa de su historia

Economía

Brasil aprovechó el apetito internacional por la deuda de economías emergentes y acudió a los mercados externos después de nueve meses con la venta de 500 millones de dólares, en la reapertura del bono global 2021 denominado en dólares.

El papel fue vendido ofreciendo a los inversores el menor rendimiento ya pagado por el país, de 4,188 por ciento al año, en un reflejo de la elevada demanda por la deuda. El diferencial en relación con el título equivalente del Tesoro de Estados Unidos, de 105 puntos base, también resultó ser el más bajo de la historia.

Según IFR, un servicio de Thomson Reuters, la demanda por los bonos habría superado los 4.000 millones de dólares.

La emisión del los 500 millones de dólares adicionales en bonos globales denominados en dólares con vencimiento en el 2021 se realizó en Europa y Estados Unidos.

El Tesoro de Brasil informó que una segunda emisión tendrá lugar en los mercados asiáticos después de que los mercados abran.

Con el negocio, Brasil aumentará el monto de bonos 2021 en circulación en el mercado a 2.100 millones de dólares, nivel considerado adecuado por el Tesoro brasileño para garantizar liquidez en los bonos, lo que favorece los precios y permite que estos den una referencia a las emisiones de empresas privadas.

La más reciente transacción de Brasil en los mercados internacionales de bonos fue en octubre, cuando reabrió sus bonos globales 2028 denominados en reales.

El Tesoro de Brasil ha estado favoreciendo la venta de bonos denominados en moneda local en mercados internacionales, pero la reciente apreciación del real y las incertidumbres ante posibles medidas del Gobierno en el mercado cambiario probablemente contendrían ahora la demanda por ese tipo de papel.

El lanzamiento tuvo lugar dos días después de que Colombia vendió 2.000 millones de dólares en bonos globales a 10 años, la mayor emisión de deuda del país en mercados de capital extranjero.

Brasil y Colombia cuentan con una calificación de grado de inversión por parte de las tres mayores agencias de calificadoras de riesgo.

Goldman Sachs y Santander fueron los principales administradores de la emisión.

Dejá tu comentario