Tras el "freno" en septiembre, esperan que la economía crezca en torno al 5% este año

Economía

En el noveno mes del año se cortó una racha de cinco meses consecutivos de crecimiento. Proyectan que la demanda pueda traccionar la actividad en los últimos meses de 2022.

Después de cinco meses consecutivos con crecimiento en la comparación desestacionalizada, la economía frenó su marcha en septiembre. El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) difundido por el INDEC registró una contracción de 0,3% frente a agosto. En la comparación interanual, en cambio, se observó una mejora de 4,8%, aunque desaceleró 1,8 p.p. en relación al mes previo.

En ese escenario, desde distintas consultoras proyectaron que la economía crecerá en torno al 5% este año, en buena medida gracias al arrastre estadístico que dejó la actividad en los últimos meses del 2021.

Con respecto al mismo mes del año pasado, 12 de los sectores que conforman el EMAE registraron subas. Entre ellas, se destacan las de “Hoteles y restaurantes” (30,3%) y “Explotación de minas y canteras” (14,2%).

El sector Comercio mayorista, minorista y reparaciones, creció 7,0% interanual y fue el de mayor incidencia en la variación del EMAE, seguido por Industria manufacturera (4,1%) y Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (5,1%). Entre los tres sectores aportaron 2,2 puntos porcentuales al incremento interanual del índice, tal como detalló el INDEC.

Así, la economía operó en septiembre un 2,4% por encima que en diciembre de 2021. Justamente, los últimos meses del año pasado dejaron un nivel elevado de actividad, sobre los que se creció “marginalmente pese a las restricciones que imperan”, tal como señalaron desde la consultora LCG. “En este sentido, de continuar en los niveles del mes de septiembre, la actividad se encontraría tan sólo un 0,3% por debajo del máximo alcanzado a fines de 2017”, remarcaron desde la firma.

Proyecciones

A la luz de estos nuevos datos, esperamos que la economía crezca en torno a 5,5% promedio en el año, consistente con un crecimiento del 2% medido diciembre contra diciembre”, señalaron desde LCG y detallaron: “Esto se debe en parte al arrastre estadístico que dejó el 2021 (3,2%), sumado a un escenario altamente inflacionario y un tipo de cambio paralelo encarecido que estimula la demanda a raíz de una progresiva pérdida del poder adquisitivo. En otras palabras, ante la incertidumbre económica, inflación en ascenso y un costo mayor del ahorro, el consumo se anticipa y así la demanda traccionaría la actividad”.

No obstante, si bien esta dinámica puede ser ‘exitosa’ en el corto plazo, no es sostenible en el largo a medida que la capacidad instalada se deteriora. De todos modos, estos eventuales ajustes del lado de la oferta se enfrentarán en los próximos años inmediatos, por lo que brindar de certidumbre y estabilidad para una expansión de la inversión será menester de la próxima administración”, remarcaron desde LCG.

En una línea similar, desde ACM señalaron que “en lo que queda del año la mayor dificultad en términos productivos intenta de ser apaciguada a través de un aumento de la demanda, donde impactan tanto las transferencias a las familias que implican los bonos y aumentos a planes sociales, cómo también los planes de cuotas sin interés”.

“Dicho lo anterior, para el 2022 resulta razonable esperar que el crecimiento de la economía ronde el 4,9%. Esto se encuentra en sintonía con lo que espera el mercado, donde la mediana del REM pronostica un crecimiento del 4,8%”, concluyeron desde esta firma. También proyectan un crecimiento en torno al 5% las consultoras Ecolatina y Sarandí.

En tanto, para el año próximo, las principales señales de alerta estarán en la disponibilidad de divisas y las alarmas que se encienden de cara a la próxima cosecha gruesa por cuestiones climáticas.

“Además, la lenta reducción de la inflación (que no se desacelerará respecto al 2022) y la imposibilidad de que la política económica cobre un carácter más expansivo en el año electoral (principalmente en el frente fiscal) hacen que proyectemos un estancamiento económico en el año entrante, donde la economía podría llegar a crecer 1%, en línea con el crecimiento poblacional”, señaló un informe de Ecolatina.

Dejá tu comentario