La industria tuvo una leve baja en enero

Economía

Aseguran que, por diversas condiciones, "existe margen para una recuperación del sector".

La actividad de la industria registró en enero una mínima baja interanual del 0,1%, señal de que el sector podría estar tocando su piso, ya que en comparación con los datos de diciembre tuvo una suba del 1,5%. Según el INDEC, en el último mes del año pasado ese indicador había mostrado un crecimiento del 1,3% interanual, aunque debe tenerse en cuenta que se parte de pisos de comparación muy bajos: la actividad industrial se mantenía en caída ininterrumpida desde mayo de 2018.

“La industria repitió el resultado positivo que había mostrado en diciembre. Sin embargo, es difícil aún hablar de un cambio de tendencia debido a que enero es un mes con sus propias particularidades (paradas técnicas de mantenimiento y adelantamiento de vacaciones). En la comparación anual, el sector se mantuvo casi inalterado, pero desaceleró respecto a la mejora evidenciada el mes anterior. En este sentido, se debe considerar que las bases de comparación que tiene el sector son muy bajas en un contexto de salida de crisis”, explicó la consultora LCG.

De los 16 sectores manufactureros que releva el INDEC, en nueve se registraron variaciones interanuales negativas. La mayor caída fue en los de productos de metal, con una baja del 19,7%; le siguieron la elaboración de prendas de vestir y calzado, con una contracción interanual del 11,4% y de insumos para la construcción, del 7,9%. La suba más importante se registró en la producción de maquinaria y equipos, con un alza del 30,7%; le siguió la producción automotriz, con un 8,3%; la refinación de petróleo, con un 4,1%; y la elaboración de alimentos y bebidas, con un 4%.

“Continúan conviviendo sectores con alto crecimiento y otros con fuertes caídas. Este mes se evidenció crecimiento en siete subsectores. El fuerte repunte que mostró ‘Maquinaria y equipo’ se debe principalmente al aumento en la producción de maquinaria agrícola, que creció 589,5% anual. De todas formas, la magnitud del crecimiento se relaciona con la baja base de comparación, ya que en enero 2019 se efectuaron paradas totales de planta durante todo el mes. En valores absolutos, este año se produjeron 176 máquinas, mientras que el año pasado el número ascendía a tan sólo 20 unidades”, agregó LCG. “Por su parte, el sector automotor mostró un buen desempeño en enero, contraponiéndose a las fuertes caídas que venía evidenciando. De todas formas, nuevamente las bases de comparación influyen en el resultado más que un cambio de tendencia del sector”, se indicó.

Sobre el futuro, LCG sostuvo: “El acceso a financiamiento más barato es un aliciente para la actividad industrial que podría comenzar a hacer efecto para mediados de 2020. Sumado a muy bajas bases de comparación existe margen para una recuperación del sector. Sin embargo, esta no presentaría fuerte dinamismo”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario