FMI prevé freno en Europa y pide bajar tasa

Economía

Washington (AFP) - El FMI prevé una fuerte desaceleración de la Eurozona a 1,4% en 2008 y a 1,2% en 2009, a raíz de la crisis financiera, y llamó al Banco Central Europeo (BCE) a bajar sus tasas de interés para reactivar la economía.

En sus anteriores previsiones del mes de enero, el FMI apostaba a un crecimiento de 1,6% este año en la Eurozona. El crecimiento promedio del PBI de los quince países europeos fue de 2,6% en 2007.

«La actividad se desacelera a raíz de una demanda exterior más débil, a causa de la desaceleración estadounidense y de la fortaleza del euro, pero también por tensiones continuas en los mercados financieros y el alza de los precios de la energía», resumió Simon Johnson, economista jefe del Fondo, en una conferencia de prensa.

El informe subrayó que los lazos «entre Europa occidental y Estados Unidos siguen siendo significativos», sobre todo en el sector financiero, y que por ello el viejo continente atraviesa «un ajuste en las condiciones del crédito» y «una propagación cada vez más importante de los riesgos» que tienen «repercusiones negativas en la demanda interna».

El FMI se muestra bastante más preocupado porque los ministros de Finanzas de la Eurozona no se cansen de minimizar el impacto de la desaceleración norteamericana en sus economías debido a que consideran que Europa es ahora menos dependiente de EE.UU.

Reunidos el fin de semana pasado en Eslovenia, los ministros europeos calificaron de antemano la previsión de crecimiento del FMI de « demasiado pesimista». La prensa indicaba entonces que el pronóstico para 2008 sería ajustado a 1,3% por el FMI.

Otra «gran fuente de preocupación», afirma el FMI, es la inflación, que se ha disparado en los 15 países de la zona euro desde hace varios meses y en marzo alcanzó un nivel récord de 3,5% interanual.

  • Inflación

    El organismo multilateral espera una tasa de inflación de 2,8% interanual en 2008, todavía por encima del límite de poco menos de 2% tolerado por el BCE. Para 2009, no obstante, prevé que la inflación caiga a 1,9%.

    «En consecuencia, el BCE puede permitirse flexibilizar su política monetaria», es decir, bajar sus tasas de interés, para apoyar la actividad económica, estimó el FMI.

    Este análisis contradice lo que hasta ahora ha hecho el BCE.

    El informe fue difundido un día antes de la reunión del consejo de gobernadores del BCE que se realizará hoy en Francfort, donde se espera que la entidad monetaria mantenga su tasa de interés de referencia en 4%, nivel en el cual se encuentra desde junio, para luchar contra la inflación.
  • Dejá tu comentario