Guiño de Griesa al canje: desestimó pedidos para suspenderlo

Economía

El juez estadounidense Thomas Griesa desestimó unos diez pedidos de fondos buitres tenedores de bonos locales para suspender el canje de deuda anunciado por el Gobierno argentino.

Ante la inminente apertura del libro de oferta por parte de la Casa Rosada, el magistrado del distrito de Nueva York rechazó los pedidos al considerar que una traba a la operación podría perjudicar a quienes están interesados en ella.

Sostuvo que, si traba el canje argentino, aquellos que sí están interesados en cambiar sus bonos podrían no volver a tener una oportunidad para negociar con el Gobierno local.

El pedido había sido realizado por un grupo de abogados patrocinantes de bonistas individuales que poseen varios miles de millones de dólares en papeles de la deuda pública local, defaulteada en 2001.

"La propuesta de los pedidos ante la Corte es que la Corte debería frenar la propuesta de canje y tal vez finalmente rechazar la oferta, en lo que respecta al limitado número de bonistas en las demandas", dijo Griesa al comunicar su decisión.

"Pero esto implicaría a la Corte en acciones que podrían significar que el grupo demandante quede afuera de cualquier oportunidad de oferta de canje sin seguridad de que una llamada mejor oferta pueda aparecer", determinó el magistrado.

Así, el magistrado norteamericano que aún mantiene trabados dos embargos sobre fondos del Banco Central de la República Argentina (BCRA) en los Estados Unidos, dio vía libre al Gobierno local para que lance definitivamente el canje.

Argentina se apresta a abrir el libro para la operación, en la que intercambiará papeles de su deuda por unos 20.000 millones de dólares que fueron defaulteados en 2001 y luego no aceptaron ingresar al canje de 2005.

La oferta fue oficializada por el ministro de Economía, Amado Boudou el pasado 15 de abril, en la que señaó a la semana en curso como la definitiva para abrir la operación, en la que esperan conseguir un piso de aceptación del 60 por ciento.

Dejá tu comentario