La industria mostró su primer suba desde 2018, aunque por "baja base de comparación"

Economía

Según representantes de la industria, "es prematuro pensar en un piso para la producción". Capacidad instalada, empleo y exportaciones aun no se recuperan.

La actividad industrial creció un 0,4% en enero, respecto al mismo mes del año pasado, lo cual significó la primera variación positiva desde abril de 2018, de acuerdo a un informe del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU).

A pesar de la leve mejora, desde la UIA aclararon que las variaciones positivas se registraron “por la baja base de comparación" en sectores como el automotriz, el de sustancias y productos químicos, y el de alimentos y bebidas.

"Todavía es prematuro para pensar en un piso para la producción; enero es un mes particular donde suele haber mucha volatilidad por paradas de planta, vacaciones y feriados”, agregaron.

En enero, la producción automotriz aumentó un 39,7% en enero, fundamentalmente por un salto del 17,4% en sus exportaciones. Paralelamente, sustancias y productos químicos presentó una suba del 3,2% debido a la recomposición de stock, mientras que alimentos y bebidas se incrementó 4% por la producción de carne aviar, molienda de cereales, panificados, vinos y bebidas, según lo detallado en el informe.

Por el contrario, los sectores que mayores bajas interanuales presentaron fueron la industria de metales básicos (-14,9%), la industria metalmecánica (-7,3%) y minerales no metálicos (-7,8%) por el freno de la obra pública y privada en todo el país.

En cuanto al comercio exterior, las exportaciones de manufacturas de origen industrial cayeron un 9,3% interanual, principalmente producto de los menores precios (-7,5%), aunque también cayeron las cantidades (-1,9%). Las mayores caídas se registraron en minería (-21,3%), papel, cartón e imprenta (-16,3%) y materias plásticas (-15,7%).

Respecto a las importaciones, el centro de estudios explicó que la escasa actividad local hizo que en enero volvieran a contraerse las compras al exterior de vehículos (-47,7%), bienes de consumo (-10,6%) y combustibles y lubricantes (-6,3%). Adicionalmente, por el freno de las inversiones, volvió a caer la importación de bienes de capital (-12,2%), la de sus piezas y accesorios (-15,2%) y la de bienes intermedios (-18,1%).

En conjunto, estos datos dieron como resultado un saldo comercial positivo de u$s1.015 millones, el más alto registrado en enero de los últimos doce años.

El análisis también se refirió al empleo y subrayó que "al primer semestre de 2019, el último dato desagregado sectorialmente, las ramas con mayor caída absoluta en puestos de trabajo fueron Textiles con una disminución de 7.405 puestos, Alimentos con una merma de 7.640 y confecciones con una baja de 5.796".

La industria atraviesa un momento crítico desde hace casi dos años; según el INDEC, en enero funcionó al 56,1% de su capacidad instalada, 0,1 puntos porcentuales por debajo del mismo período de 2019. Aunque enero suele ser uno de los meses con menor utilización del potencial, desde mayo de 2018, momento en el que estalló la crisis cambiaria, el sector opera por debajo del 65% de sus capacidades.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario