Latam reduce vuelos y baja a la mitad los salarios más altos

Economía

La línea aérea informó que recorta 70% sus operaciones por el impacto de la pandemia. La medida afecta el pago de los sueldos de abril, mayo y junio para 43.000 empleados. Hay 2.300 en Argentina.

La aerolínea de capitales chilenos Latam anunció ayer que reducirá 70% sus operaciones como consecuencia del impacto de la pandemia de coronavirus sobre el sector aerocomercial. Y aclaró que sólo podrá pagar la mitad de los salarios de abril, mayo y junio a sus 43.000 empleados, de los cuales unos 2.300 están en la Argentina.

“Las personas con ingresos inferiores a un salario piso, definido para cada país, no verán disminuida su remuneración”, aclaró la compañía en un comunicado.

“Con esto estamos protegiendo a aquellas familias que se pudieran ver más afectadas por esta crisis. Para las que tengan ingresos superiores al salario piso, se decidió una reducción de 50% en la remuneración, por el período abril, mayo y junio”, añadió.

La compañía explicó que está haciendo “su máximo esfuerzo por sostener los empleos” en el marco de “la mayor crisis de la historia para los sectores del turismo y la aviación civil”.

Indicó que para lograr mantener los empleos necesitará “ajustar salarios y operar, con una mínima dotación activa, los vuelos humanitarios indispensables en este momento para el retorno de los pasajeros a sus destinos”.

“Hoy más que nunca la compañía está enfocada en el cuidado de sus personas y en el regreso de la mayor cantidad de pasajeros posibles a su país, dentro de las limitaciones de cierres de fronteras y la capacidad de sus aviones”, destacó. La empresa ofrece a sus clientes flexibilidad para reprogramar fecha sin costo alguno.

El 70% de la reducción de operaciones se explica por una caída del 90% en las operaciones de sus vuelos internacionales y un 40% en las domésticas, precisó el Grupo que engloba a Lan de Chile y TAM de Brasil. “Todos los clientes que tengan vuelos internacionales y domésticos afectados saliendo a partir de hoy (por ayer), podrán reprogramar sus pasajes hasta el 31 de diciembre, sin ningún costo adicional”, indicó la compañía.

Roberto Alvo, vicepresidente Comercial y próximo CEO, señaló: “Tomamos esta compleja determinación ante la imposibilidad de volar a gran parte de nuestros destinos por el cierre de fronteras”.

“Si las restricciones de desplazamiento sin precedentes se amplían durante los próximos días, no descartamos vernos obligados a reducir aún más nuestras operaciones”, añadió.

El Grupo Latam informó que sus diversos canales de atención a clientes están recibiendo una gran cantidad de consultas y solicitudes, dificultando una adecuada atención a los requerimientos. “Con el fin de focalizar la atención en aquellos pasajeros con requerimientos urgentes, el Grupo Latam solicita a las personas a abstenerse de llamar antes de las 72 horas previas a su viaje”, dijo.

Alvo explicó que la “envergadura e imprevisibilidad de esta crisis hacen difícil anticipar resultados. Es por esto que vamos a requerir del apoyo de los gobiernos para salir adelante de la mayor crisis de la historia para los sectores del turismo y la aviación civil”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario