Gobierno colocó $17.000 M en Letes y logró reducir la tasa

Economía

Por las Letras de menor duración se pagó una tasa Badlar + 100 puntos básicos, mientras que por las más largas, se pagó un adicional de 175. Las ofertas ($46.624 M) casi triplicaron el monto adjudicado.

El Gobierno colocó ayer $17.000 millones en la licitación de las Letras del Tesoro con tasa Badlar, por las cuales recibió ofertas que ascendieron a $46.624 millones, es decir, que casi triplicaron al monto obtenido. De esta manera, el Gobierno cumplió con la tercera colocación de deuda en pesos de la era Guzmán, que desde Hacienda consideraron como “la mejor hasta ahora”, dado que se logró una reducción en las tasas de interés, y se logró refinanciar el total de los vencimientos de la fecha ($14.200 millones de las Lecap).

La demanda de Letras estuvo dividida, aunque hubo un mayor interés en aquellas de menor duración. Los títulos con vencimiento el 28 de febrero recibieron ofertas por $24.926 millones, mientras que las que vencen el 28 de mayo, $21.698 millones. Finalmente, para las Letes a 50 días se adjudicó un total de $10.000. El margen de corte fue de 100 puntos básicos, que representa una tasa nominal anual del 40,59% (48,44% TIREA). Las ofertas al margen de corte se prorratearon por un factor de 21,59%. En cambio, para las de 140 días se adjudicaron $7.000 millones, con un margen de corte de 175 puntos básicos, lo cual implica una TNA del 41,3% y una TIREA del 46,73%. Para este caso, se aplicó un factor de prorrateo del 69,13%. En total, se recibieron 292 órdenes de compra.

Mateo Reschini, analista de LBO, destacó que “el Gobierno logró colocar un poco más de lo que vencía de las Letras reperfiladas. Esto es una buena noticia, dado que implica que viene cumpliendo con las obligaciones en pesos”. A pesar de ello, sostuvo que “si bien hubo una baja de los intereses (en la última colocación se pagó Badlar + 300 puntos básicos), también se vio una declinación de las adjudicaciones en las ofertas, ya que se esperaba un rendimiento en línea con la licitación anterior”. “Quizás algunos estén anticipando una baja más rápida en la tasa de las Badlar, pero por el momento no lo creo porque los volúmenes operados no parecen acompañar esta postura”, consideró.

La cartera que lidera Martín Guzmán está buscando rearmar los instrumentos en pesos, a partir de una curva que permita funcionar como referencia. Si esto se logra, se podrá contrarrestar la presión sobre las brechas cambiarias, que responde a la mayor emisión, sumado a los vencimientos en pesos del Palacio de Hacienda y la caída en la demanda de dinero. Vale recordar que en diciembre se suele observar una mayor necesidad de pesos con el fin de hacer frente al pago del aguinaldo y de vacaciones, sumado a algunos compromisos de fin de mes/año. A pesar de ello, el Gobierno deberá trabajar para mostrar consistencia en el programa económico y una negociación exitosa de la deuda con los acreedores, para disipar las dudas del programa financiero de 2020.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario