Por el paro la economía perderá al menos $ 3.000 millones

Economía

Con una economía que permanece estancada en el comienzo del año y una producción industrial que continúa con números rojos, el paro de este martes sumará problemas internos al ya complicado frente externo, ya que el cese de actividades provocará pérdidas a la economía de al menos $ 3.000 millones.

El monto surge a partir del cálculo de la participación de cada actividad en el PBI argentino, realizado por la consultora Analytica, desde donde se puede desagregar las pérdidas que afrontará cada sector debido al paro, sobre todo si se considera que se espera una huelga de importante alcance, teniendo en cuenta la adhesión masiva de los gremios del transporte, lo que repercutirá además en la producción y la provisión de servicios.

Según los datos de Analytica, la economía argentina produce bienes y servicios por un total de $ 17.000 millones diarios, de los cuales la intermediación financiera (bancos) y el transporte suman $ 1.500 millones y la industria y el comercio producen $ 5.000 millones.

De esta forma, considerando los gremios con más peso que adhieren al paro, es que la consultora estima un impacto negativo de unos $ 3.000 millones. Al respecto, Martín Polo, economista jefe de Analytica, explicó que el costo del paro es "aproximado" porque no sabe con certeza el alcance de la medida de fuerza a nivel nacional y dentro de cada sector. En ese sentido, en diálogo con este medio señaló que "el costo del paro tiene que ver más con cómo siguen las negociaciones salariales y si se genera una conflictividad sindical que hace que se demoren aún más las inversiones y el cierre de las paritarias".

Como quedó dicho, el perjuicio de $ 3.000 millones podría elevarse en función del grado de afectación de los sectores productivos y de servicios. Según fuente oficiales consultadas por este medio, en el Gobierno consideran que "un paro total implica un efecto negativo sobre la actividad económica de $11.000 millones". 

Además, en el Gobierno explicaron que el costo económico de un paro total, "le resta $ 3.200 millones a la recaudación de impuestos nacionales". Y para graficar el impacto negativo para el Fisco, las mismas fuentes oficiales sostuvieron que el monto que no se recauda "supera en casi $ 700 millones a la inversión destinada a proveer de ayuda escolar a los beneficiarios de la AUH" y agregaron que esa pérdida de recaudación "supera ampliamente la ayuda económica para pequeños productores de granos de todo un año". 

Otra dato, aportado desde el Gobierno es que "el costo en horas de trabajo perdidas es de $ 1.960 millones y en total se pierden casi 52.000.000 de horas de trabajo".

Esta situación, hace que el paro convocado para hoy sea materia de preocupación para las empresas tanto de los sectores productivos como de servicios. Al respecto, consultado por este medio, José Urtubey, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) sostuvo que "habrá que ver la adhesión al paro para ver el impacto, algo que evaluaremos, pero sin dudas que es negativo".

El cese de actividades, sobre todo teniendo en cuenta el paro del sindicato de Camioneros, afectará a las ya alicaídas economías regionales, que en el presente enfrentan un escenario de reducción de actividad y de exportaciones. En ese sentido, Urtubey alertó que "el impacto negativo se siente mucho en las economías regionales porque el paro del transporte paraliza la provisión de insumos para la producción y es un día que se pierde".

En la misma línea, Andrés Irigoyen, presidente de la Unión Industrial del Chaco (UICH) sostuvo que "el paro de transporte no sólo afecta la provisión de insumos sino que también dificulta la provisión de los productos terminados en la cadena comercial, en un momento en el que hay que cuidar el mercado interno".

En febrero la industria volvió a caer un 2,2% en comparación con el mismo mes del año pasado, según el Estimador Mensual Industrial (EMI), y en enero la economía se estancó, tal como lo demostró el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), ambos indicadores elaborados por el INDEC.

Entre los empresarios hay coincidencia en que los sindicatos tienen derecho a realizar el paro, aunque también consideran que no es el momento para hacerlo debido a la situación que atraviesa la economía. "Estamos de acuerdo con el reclamo en sí, pero la forma está mal, la presión a los sindicatos para que los trabajadores adhieran al paro es salvaje; la forma invalida el reclamo", afirmó Irigoyen. "Más allá de que existe el derecho de los trabajadores a realizar una medida de fuerza, el paro es inoportuno y poco favorable para la economía", dijo Urtubey.

Por otra parte, la falta de oportunidad para el paro queda de manifiesto en que esta semana finalmente tendrá sólo dos días hábiles ya que el jueves y el viernes son feriados de Pascuas y del 2 de Abril. "A diferencia de un feriado, el paro no tiene beneficios per se porque es intempestivo y no permite programar la producción", explicó Urtubey. Al respecto, Polo indicó que "a diferencia de otros paros, éste no cae pegado a un fin de semana largo, por lo que el impacto negativo que genera en la producción no puede ser compensado por el beneficio del feriado en otros sectores como comercio o turismo".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario