Economía

Economistas dudan sobre la efectividad del nuevo cepo

Estiman que será menos eficiente que las restricciones del kirchnerismo porque los argentinos ya han aprendido a sortear los controles. Por eso recomiendan acelerar el ordenamiento de la economía.

Una vez conocidos los resultados electorales del domingo, y confirmada la victoria de la fórmula Fernández-Fernández, el Banco Central resolvió imponer un cepo draconiano para preservar la estabilidad cambiaria, con el fin de facilitar la transición hacia el 10 de diciembre. La medida consistió en restringir la compra de dólares en la plaza oficial de u$s10.000 a u$s200 mensuales, de los cuales sólo u$s100 podrán ser en efectivo (ver pág. 9), lo que fomenta el aumento del spread con el resto de los tipos de cambio (blue, MEP, “contado con liqui”). En este sentido, algunos economistas estimaron que la medida podría ser menos efectiva que durante el Gobierno anterior por un “efecto aprendizaje” y se volcaron por un esquema cambiario desdoblado.

Amílcar Collante, economista del CESUR, destacó que “sorprendió la magnitud de la baja del límite; hoy (por ayer), el volumen operado cayó desde niveles por encima a los u$s1.000 millones a u$s255 millones, que fueron explicados por transacciones para importaciones y exportaciones”. Consideró que “la cooperación entre Macri y Fernández para la transición es una buena señal”, pero alertó que “el termómetro de la situación va a estar en la brecha de los tipos de cambio”. A su vez, sostuvo que “habrá que ver la evolución de los depósitos en dólares”, ya que no hay restricciones para retirar fondos de los bancos, mientras que hoy en día las reservas netas se ubican cerca de los u$s11.000 millones y el oficialismo debe enfrentar vencimientos por más de u$s4.000 millones para fin de año.

Gabriel Zelpo, de la consultora Seido, anticipó que “en esta oportunidad, el cepo podría ser menos efectivo que durante el kirchnerismo porque hay un efecto de aprendizaje”. El economista explicó que “los argentinos ya aprendimos entre 2011 y 2015 a sortear estas restricciones, como ocurrió con las compras con tarjeta, o con algunas empresas que se asentaron en otro país para poder exportar”. Indicó que “el oficial continuará siendo el tipo de cambio de referencia, a menos que haya una expectativa elevada de que en el corto plazo se va a unificar con el blue, como ocurrió en 2015”. Pero resaltó que “el cepo debe ser una medida transitoria: sirve para ordenar la economía, pero no se puede extender por un largo período de tiempo. Además, como ya se aprendió de la experiencia pasada, quizás sea necesario que el Gobierno ordene la economía a una mayor velocidad”.

Por su parte, Emiliano Libman, economista del CEDES, señaló que “por cómo venía la mano, era medio predecible que el Gobierno iba a endurecer el cepo”. No obstante, consideró que “lo más razonable hubiera sido encarar hacia un desdoblamiento del tipo de cambio, desarrollando un sistema en el cual tengas un mercado financiero libre y otro para operaciones comerciales”. Libman explicó que “el principal problema del sistema actual, por cómo está diagramado, es que habrá muchas operaciones que se van a cruzar entre los distintos tipos de dólar, como puede ser el blue o el MEP, dejando que el mercado te ponga el precio”. “Sí estaría bueno que haya un dólar libre para el turismo y operaciones financieras”, agregó.

Libman manifestó que, en la medida en que la brecha no sea muy grande y el volumen del mercado paralelo no sea demasiado corpulento, se podrán reconocer tres tipos de bienes: los no transables, que dependen de las condiciones domésticas; aquellos más relacionados con un precio razonable del dólar oficial; y una serie de productos grises, cuyo precio estará compuesto por una mezcla de ambos tipos de cambio, en la medida en que puedan esquivar los controles. En cambio, si el volumen en el segmento informal empieza a tomar un mayor volumen, el dólar paralelo comenzará a ser el que incida en los precios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario