Legado familiar de colección

Edición Impresa Libre

Generar un propio sonido cuando la herencia es grande no parece un camino simple. Sin embargo, Juan Salinas, hijo de Luis, lo consigue. Y con creces. Desde el título, “Y la historia continúa”, el artista no reniega de sus orígenes y se hace cargo del apellido a través de un trabajo en el que, en definitiva, expone un sonido propio.

Veinte canciones en las cuales Salinas muestra toda su versatilidad para hacer lucir la guitarra, un instrumento que en sus manos no es más (ni menos) que una extensión natural de su cuerpo.

A través del folclore, el jazz y el blues, Salinas suma a su padre en el bajo y Martín Ibarburu en la batería para lograr un gran trabajo.

Además de los temas propios, el artista lleva adelante dos grandes versiones de “People get ready” y “Isn´t she lovely”, de Jeff Beck y Stevie Wonder respectivamente.

Un disco que se acomoda a los tiempos modernos y que genera el espacio de contención necesario para una noche de soledad.

Temas

Dejá tu comentario