31 de diciembre 2015 - 00:00

10 lugares para ir en Año Nuevo

El Año Nuevo es una de las principales celebraciones en el mundo. Grandes festejos se realizan en la mayoría de los países durante la Nochevieja, el 31 de diciembre. Al llegar el nuevo año se cubre el cielo nocturno con una deslumbrante y variada pirotecnia. Estas grandes ciudades se destacan por una forma de recibir los próximos 365 días. Veamos.

10 lugares para ir en Año Nuevo
1 Isla Navidad, Rep. de Kiribati

Esta isla, ubicada en el área central oeste del océano Pacífico, al noroeste de Australia, por tener la hora más oriental del planeta, es el primer punto de la Tierra en recibir el primer día de enero. Lo celebran allí gente pudiente con sus yates y sofisticados turistas. Los habitantes de Kiribati lo hace con súplicas para que la zona no desaparezca por el crecimiento de las aguas debido al cambio climático.

2 Roma, Italia

La gente se cita en la Piazza del Popolo a esperar el Año Nuevo, luego de comer el plato de lentejas que asegura un año de alegría y prosperidad; las mujeres suelen llevar ropa interior roja, que le fue regalada ese día, para tener suerte en los próximos 365 días. En algunos lugares de Italia lo típico es tirar los trastos viejos por la ventana como símbolo del fin de una etapa.

3 Tokio, Japón

En los últimos días del año la gente de una misma empresa o institución, los miembros de una familia, celebran Bonenkai, reunión para olvidar el año que pasó, donde se brinda para dejar atrás los problemas. Allí las 12 campanadas son 108, cada una simboliza un deseo terrenal que hay que mantener alejado. Tras los festejos se va a los templos budistas a pedir buena suerte para el año.

4 Buenos Aires, Argentina

Los dos últimos días del año se tiran por las ventanas, sobre todo en zona de «la City», papeles de todo tipo y en especial almanaques y calendarios del año viejo. La llegada del nuevo año se celebra con campanadas, bocinas, ruidos de cacerolas, cohetes y, como en otras grandes capitales del mundo, la ciudad se ve coronada por un cielo cubierto de fuegos artificiales por largos minutos.

5 Nueva York, EE.UU.

Sin duda, un imperdible para pasar la noche de Año Nuevo. Cerca de tres millones de personas se reúnen en torno de Time Square para ver descender una gran bola de cristal sobre la multitud, haciendo al unísono la cuenta regresiva que lleva al nuevo año, y al terminar de bajar la gente se besa en la boca, sin tener en cuenta si se conoce o no, bajo una lluvia de papel picado.

6 Río de Janeiro, Brasil

La última noche del año en Brasil se llama Reveillon y en Río se produce una de las más espectaculares esperas del nuevo año. Más de dos millones de personas vestidas de blanco van a las playas de Copacabana, echan al mar flores y barquitos con velas como ofrenda a Iemanja, protectora del hogar y la familia. Hacen la cuenta regresiva y concluye con un estallido de fuegos artificiales.

7 Londres, Inglaterra

Los fuegos artificiales iluminan el cielo sobre el río Támesis cuando el reloj Big Ben marca la medianoche. La gente reunida en Trafalgar Square forma una cadena y canta el Himno a la hermandad que en una de sus versiones dice unidos por los brazos, amigos de verdad, juntemos nuestras voces en un solo corazón. Si cantas conmigo una vez más, se hará cierta nuestra fraternidad.

8 Quito, Ecuador

El nuevo año se celebra quemando un muñeco hecho con ropa vieja y relleno de aserrín o papel. Se sostiene con palos, se lo forra con papel y engrudo, y luego se lo pinta. Simboliza el año que está acabando y se lo quema a la hora 0 del 1 de enero. Los llamados años viejos (monigotes) son inspirados en personajes de dibujos animados, cómics, de figuras mediáticas, presidentes, actores y actrices .

9 Madrid, España

La Puerta del Sol reúne a centenares de miles de personas para, al compás de las 12 campanadas que señalan el nuevo año, comer las tradicionales 12 uvas que traerán suerte en los próximos 12 meses. Luego lo más habitual es irse a brindar con vino de cava en alguna fonda, o en casa de amigos, y amanecer tomando chocolate y comiendo churros.

10 París, Francia

La Torre Eiffel se cubre de imponentes luces en la que se llama la noche de San Silvestre. Una multitud se coloca alrededor para presenciar el momento en que se anuncia el nuevo año, y al dar las 12 en punto las parejas se suelen dar un beso bajo los muérdagos que decoran las calles. Hay quienes llevan botellas de champán para poder brindar en ese preciso momento.

Dejá tu comentario