4 de mayo 2011 - 00:00

A BOXES

A BOXES
La salud le impuso al único candidato oficializado por su partido a la presidencia de la Nación una pausa de campaña: Ricardo Alfonsín suspendió actos, viajes y reuniones para internarse desde mañana por cuatro días en la clínica de los adventistas en Colonia San Martín, Entre Ríos. El objetivo es que el diputado se someta a un tratamiento para abandonar el hábito del cigarrillo y mejorar así su estado físico para lo que se viene. Alfonsín (h) ha acudido a todos los métodos, pero no logró lo que le prometen los adventistas de Puigari, que han tenido efectos en otros políticos, como en su momento Eduardo Duhalde, otro político visitante frecuente a ese centro de salud. (Ver pág. 11.)

Dejá tu comentario