A rodar

Edición Impresa

• Abril ya llegó a la mitad y los datos de patentamientos no mejoran. Hasta el jueves pasado marcaban una caída de 16,7% respecto de igual período del mismo mes de 2016. Contra marzo último, la baja es de 25%.

¿Es para preocuparse? Depende. Algunos operadores del sector aseguran que el mercado está más difícil. Es cierto que la comparación se hace con un primer trimestre excelente. Inesperado. Entonces, es posible que en las concesionarias estén malacostumbrados y cualquier enfriamiento lo ven como una señal de alarma. Están los otros, lo que consideran que en las próximas dos semanas la situación se va a revertir. Su teoría es que el comienzo de abril estuvo marcado por los autopatentamientos de los últimos días de marzo que fueron muchos. Esto hace que se estén vendiendo ahora 0 km que ya fueron patentados, por lo que el registro sumó en marzo y no en abril. Esa es una práctica que tienen las concesionarias para cumplir con los exigentes objetivos que aplican las fábricas. Creen que hacia fin de abril va a haber un fuerte envión y que el mes cerrará positivo. Según un importante hombre de este negocio, el mes terminará en alrededor de 65.000 unidades contra las 60.000 del año pasado. De esta manera, se mantendría la tendencia de crecimiento y se encaminaría a un año muy cercano al récord de 2013. Habrá que esperar.

• La revista Forbes, en su versión local, logró lo que muchos buscamos y no podemos conseguir: la palabra de Manuel Antelo, el exdueño de Renault. El hombre fuerte de la industria automotriz en los 90, que tuvo su regreso con Nissan hace pocos años y que ahora apunta a las motos con mística y a los autos chinos, habló con esta publicación para la edición que saldrá en las próximas horas. A Rodar tuvo un adelanto. Contó sobre sus inicios (una historia increíble) y sobre cómo ve a la Argentina. Tal vez sea uno de los empresarios más exitosos ya que de muy abajo llegó a la cima y, también, de los más sabios. Supo, en un momento determinado, priorizar su vida familiar por encima de las ambiciones profesionales. De todas formas, sigue al frente de importantes empresas por lo que su visión se mantiene vigente. Del extenso artículo de Forbes Argentina, se transcribe a continuación un párrafo sobre la productividad argentina y los precios locales. Muchas veces se les pregunta a los periodistas del sector automotor por qué los autos son caros en el país. En realidad, todo es caro en la Argentina. La explicación la tiene Antelo: "Cuando el Gobierno habla de productividad, a veces acá no hay verdadera idea de las posibilidades de productividad que hay en este país. Es impresionante. La improductividad que hay es fenomenal, es decir que hay que hacer un trabajo enorme. El problema que tienen los argentinos es que no compiten, las empresas argentinas no compiten. Mi experiencia ha sido siempre en el mercado privado, toda la vida tuve que competir y al competir quedan los mejores, pero además que quedan los mejores que hacen que la gente tenga mejores productos y más económicos. En la Argentina no se compite. Entonces los productos son caros y malos".

Dejá tu comentario