Acciones de Boeing cayeron tras pedido de aviones de Air France a Airbus

Edición Impresa

La aerolínea francesa encargó 100 aviones, lo que supuso un nuevo revés para el fabricante norteamericano.

El grupo Air France-KLM anunció el jueves un pedido de 100 aviones Airbus A320neo para las flotas de KLM y Transavia, un importante revés de nuevo para Boeing, que era quien equipaba esos modelos a las dos compañías.

Luego de conocerse la noticia, las acciones de Boeing cayeron 2,5% en Wall Street, donde acumulan varios meses en terreno negativo.

Este pedido se produce menos de 24 horas después de que la europea Airbus le robara a su rival estadounidense, Boeing, el mercado de medio recorrido de la aerolínea Qantas (Australia).

Para Air France-KLM, esta adquisición refleja “la ambición del grupo de mejorar sus operaciones económicas y medioambientales gracias a aparatos de última generación”, por un precio teórico de 10.000 millones de dólares (precio de catálogo, nunca respetado). Hasta ahora, Air France explotaba aviones de medio recorrido Airbus (A320 y A220), mientras que la compañía neerlandesa KLM y Transavia, el operador de bajo coste del grupo, recurrían al Boeing 737 “NG”, la generación de aviones anterior al 737 MAX, la gran perdedora del anuncio del jueves.

“Este pedido corresponde a Airbus A320neo y a Airbus A321neo. Se esperan las primeras entregas durante el segundo semestre de 2023”, indicó Air France-KLM.

La misma fuente explicó que “los aparatos cubrirán la línea de medio recorrido en Europa, sobre todo desde el aeropuerto Amsterdam-Schipol, sede de KLM y base principal de Transavia Países Bajos, y desde Paris-Orly, donde está de Transavia Francia”.

El miércoles, la compañía australiana Qantas había anunciado un acuerdo de principio con la empresa europea Airbus para adquirir hasta 134 aviones A320 y A220 para renovar su flota, en sustitución de sus Boeing 737.

Una vez concluido “de aquí a fines de 2022”, el contrato será “el más importante en la historia de la aviación australiana”, indicó Qantas en un comunicado.

Las entregas deben comenzar a partir de 2024.

El pedido se suma al de Jetstar, la filial de bajo costo de Qantas, por más de 100 aviones de la familia A320neo.

Ni el fabricante ni la aerolínea han revelado el monto del contrato, y Qantas se limitó a destacar que representa una “rebaja sustancial” en relación con el precio de catálogo.

Indicó que los A320 XLR pueden transportar 15% más de pasajeros que sus actuales B373-800 en cada vuelo.

Dejá tu comentario