Acciones de Tesla se dispararon tras reportar récord de entregas de autos

Edición Impresa

El domingo, la firma anunció que superó con creces las estimaciones de Wall Street, sorteando la escasez de chips.

Las acciones de Tesla se dispararon ayer un 13% en la Bolsa, luego de que el domingo reportara un récord de entregas trimestrales que superó con creces las estimaciones de Wall Street, sorteando la escasez mundial de chips mientras aumentaba la producción en China.

Se trata del sexto trimestre consecutivo en que el fabricante de automóviles con mayor valor del mundo registra un récord de entregas.

Tesla, liderada por el multimillonario Elon Musk, entregó 308.600 vehículos en el cuarto trimestre, muy por encima de las previsiones de los analistas de 263.026 vehículos.

Las entregas de Tesla entre octubre y diciembre aumentaron un 70% respecto al año anterior y casi un 30% respecto al récord del trimestre anterior. “¡Gran trabajo del equipo de Tesla en todo el mundo!”, tuiteó Musk.

Su firma aumentó la producción en China a pesar incluso del incremento de la competencia y de la presión regulatoria entre quejas de los consumidores sobre la seguridad de sus productos. Tesla envía modelos fabricados en China a Europa y algunos países asiáticos.

Sobre una base anual, la automotriz elevó sus entregas en un 87% respecto al año anterior, hasta los 936.172 vehículos en 2021. Musk dijo en octubre que Tesla podrá mantener su tasa anual de crecimiento de más del 50% durante “un buen tiempo”.

Ayer se conoció también que los autos eléctricos representaron casi dos tercios de las nuevas ventas en Noruega durante el año pasado, siendo Tesla la marca más vendida en general, en un momento en que el país persigue su objetivo de ser el primero en poner fin a la venta de vehículos de gasolina y diésel.

Mientras que Noruega, con una población de 5,4 millones de habitantes, tiene la mayor proporción de vehículos eléctricos del mundo, China, con 1.400 millones de habitantes, es con diferencia el mayor mercado automovilístico global.

Noruega, un país productor de petróleo, ha fomentado el cambio a los coches de cero emisiones eximiendo a los vehículos eléctricos de batería (VEB) de los impuestos que gravan los motores de combustión interna (MCI).

Se espera que esta exención fiscal contribuya a aumentar la proporción de ventas de vehículos eléctricos hasta el 80% en 2022, antes de que se cumpla el plazo para acabar con las ventas de coches de gasolina y diésel en 2025.

Las ventas totales de vehículos nuevos en Noruega aumentaron un 25% en 2021, alcanzando la cifra récord de 176.276 autos.

Dejá tu comentario