Aída Ayala, el otro mal trago

Edición Impresa

En paralelo a la embestida judicial sobre Varisco, Cambiemos afronta otro mal trago en Chaco, donde la diputada nacional radical Aída Ayala se topó semanas atrás con un procesamiento y pedido de prisión preventiva de la jueza federal Zunilda Niremperger en una causa por presunto lavado de dinero y asociación ilícita. Sin embargo, la exfuncionaria de Mauricio Macri fue beneficiada con una eximición de prisión, que dejó en suspenso el pedido de desafuero. Como Varisco, Ayala es señalada en el marco de su gestión municipal, en este caso al frente de Resistencia. En la causa, está procesada junto al dirigente gremial Jacinto Sampayo como presunta jefa de una asociación ilícita, por supuestos negociados en la recolección de residuos a través de la empresa PIMP.

Dejá tu comentario