AIRE FRESCO PARA GRECIA: EE.UU. APOYÓ EL AJUSTE

Edición Impresa

Los mercados del mundo volverán desde hoy a concentrarse en la crisis europea. Hillary Clinton pasó por Atenas el fin de semana y respaldó al Gobierno en sus medidas. Pero las palabras no alcanzan para calmar inversores. El jueves está prevista la enésima cumbre de los países de la eurozona que buscará avanzar con una reestructuración de la deuda griega. Nadie cree que lo hecho hasta ahora alcance para enterrar todos los problemas de las economías de la región. Por ello, lo único que se ganó con el último rescate es tiempo. Pero no queda demasiado margen. (Ver pág. 5.)

Dejá tu comentario