ALERTA: SE DISPARA MÁS EL DÓLAR EN LA REGIÓN

Edición Impresa

Los inversores, convencidos de que EE.UU. empezará a reducir los estímulos monetarios, han intensificado su ataque sobre los mercados más vulnerables al financiamiento externo. Se anticipan precisamente al impacto de la salida de capitales. Son los países emergentes los que más están sufriendo, y en ese sentido no sólo las Bolsas acusan el impacto, sino también sus monedas. Ayer se derrumbó la rupia de India y el real sigue bajo la presión de la ola vendedora. En lo que va del año, el real se ha depreciado un 17% y, si se mide desde mayo (cuando la Reserva Federal anticipó el fin del dinero barato), un 20%. Pero no sólo Brasil sufre el castigo; el peso peruano perdió casi un 10% frente al dólar en el año y Chile otro tanto, al igual que Colombia. En la Argentina, el impacto se verá en una mayor corrección del tipo de cambio, especialmente en la versión oficial, dado que el BCRA viene adecuándolo a lo que sucede en el país vecino. (Ver pág. 3.)

Dejá tu comentario