Apenas pasaron 46 años...

Edición Impresa

En junio de 1965 se escribió una página que marcó un antes y un después en el rugby argentino. Fueron como seleccionado nacional y volvieron de Sudáfrica como Los Pumas. Desde entonces, año tras año, aquellos muchachos se reúnen cada vez que llega el mes de junio. Este año, el cónclave, puchero de por medio, fue en el Rosario Golf Club. Y allí volvieron a encontrarse bajo la serena conducción de Alberto Camardón, varios de aquellos pumas. Es una costumbre inédita, ya que no se conoce otro equipo que formado en una gira realiza todos los años una reunión como una forma de rendir homenaje permanente a la amistad forjada en aquellas juveniles jornadas en la tierra de los Springboks.

Es un ejemplo que muchos deberían imitar para reencontrarse de una manera periódica con las fuentes de las cuales supieron beber ese tan mentado espíritu de rugby.

Dejá tu comentario