Arte bajo el mar de Cancún

Edición Impresa

Las playas paradisíacas y el agua transparente del Caribe han dado lugar en Cancún, México, a una particular expresión de arte llamada Museo Subacuático de Arte (MUSA), que es el mayor centro de esculturas submarinas del mundo entero. Se trata de una creación nueva (fue inaugurado en 2009) que ya recibe entre dos mil y tres mil visitantes por semana. El museo está compuesto por unas 500 piezas escultóricas que buscan mostrar al hombre viviendo en simbiosis con la naturaleza. Se lo puede disfrutar haciendo esnórquel, buceando o a través de barcos con suelo transparente.

Las obras llevan nombres como La Jardinera de la Esperanza o La Evolución Silenciosa y están esculpidas en un cemento cuyo pH neutro no agrede al ecosistema caribeño. Las obras pesan unas cinco toneladas para poder soportar los movimientos del agua y el cemento de las figuras se transforma en una especie de coral con el paso del tiempo y la acción del mar.

Dejá tu comentario