Audi lanzará el Q5

Edición Impresa

Para ver de qué se trata el nuevo todoterreno de Audi no hace falta ir a Alemania. Durante todo el verano la marca exhibe, a modo de avant premiére, una unidad de este modelo en el Espacio Audi de Cariló.
Con cuatro motores de gran potencia y eficiencia, la tracción integral permanente quattro y un ágil tren de rodaje Audi ofrecerá al mercado el nuevo Q5.
Otros elementos destacados de este modelo son, por ejemplo, el innovador cambio de doble embrague de siete velocidades S tronic y el sistema Audi drive select para una mejor dinámica en marcha.
Llega al mercado con cuatro motores diferentes: dos nafteros y dos gasoleros. Sus grandes virtudes son la elevada potencia, la poderosa fuerza de arrastre, el refinamiento de marcha y una impresionante eficiencia en cuanto a consumo de combustible.
El 2.0 TFSI muestra un desarrollo completamente nuevo. Este cuatro cilindros aúna tres funciones de alta tecnología: el turbo, la inyección directa de nafta y el Audi valvelift system para el control variable de la alzada de válvulas.
Su elevado par motor de 350 Nm está disponible ya a 1.500 rpm y se mantiene constante hasta las 4.200 rpm; la potencia máxima alcanza los 211 CV. También con dos litros de cilindrada, el 2.0 TDI turbodiésel integra un nuevo sistema de inyección common rail que le proporciona un gran refinamiento, con sus 350 Nm de par (disponibles entre las 1.750 y las 2.500 rpm) y una potencia de 170 CV.
El motor 3.0 TDI es el V6 diésel que moviliza nada menos que 240 CV y 500 Nm de par motor entre las 1.500 y las 3.000 rpm. Con esta impactante fuerza es capaz de acelerar hasta los 100 km/h en 6,5 segundos y le permite alcanzar una velocidad punta de 225 km/h. El tres litros consume de media 7,5 litros de combustible a los 100 km.
Por último se ofrece en esta gama el 3.2 FSI. Con sus 330 Nm de par (disponibles entre las 3.000 y las 5.000 rpm), este naftero de 270 CV de potencia tiene un consumo medio de 9,3 litros a los 100 km.
El 2.0 TDI traslada su fuerza a un cambio manual de seis marchas. Para el 3.0 TDI, el 2.0 TFSI y el 3.2 FSI Audi ha desarrollado una nueva generación del dinámico S tronic; este innovador cambio de doble embrague incorpora ahora siete marchas.
Audi equipa al Q5 con tracción integral permanente quattro. Este sistema de tracción distribuye la fuerza motriz entre el eje delantero y el trasero en una relación de 40:60; una línea característica deportiva con carga algo mayor en el eje trasero.
Un completo paquete de tecnologías de vanguardia opcionales aportan mas confort y seguridad.
El sistema de regulación Audi drive select gestiona la respuesta del acelerador, la servoasistencia de la dirección y los momentos de cambio del S tronic en el modo automático. Con sólo pulsar una tecla, el conductor puede elegir entre tres modos de funcionamiento diferentes: confortable, equilibrado o deportivo. El Audi lane assist ayuda a que el vehículo no se salga de su carril, mientras que el Audi side assist avisa al conductor de los posibles peligros al cambiar de carril.
Por su parte, el adaptive cruise control mantiene al SUV de altas prestaciones a una distancia constante del vehículo precedente, y la función adicional braking guard advierte a los conductores distraídos a fin de evitar colisiones. Los demás equipamientos son también buena muestra del elevado nivel de rendimiento. Se cuentan entre ellos la llave de confort, que permite acceder al vehículo sin hacer uso de ella, el control de la presión de los neumáticos de serie, el gran techo de cristal panorámico, las cortinillas parasol para las ventanillas laterales traseras y el sistema de iluminación dinámica en curva Audi adaptive light.
La comercialización del modelo se realizará entre los meses de abril y junio con precios que parten desde los 55.000 y 73.000 dólares.

Dejá tu comentario