Audi rs 5: para los más exigentes

Edición Impresa

Audi traerá a fin de año el nuevo RS 5. Con un motor de 8 cilindros con 420 CV, se destaca por el compor-tamiento dinámico que puede sentirse, como en un auto de competición, simplemente tocando un botón.

Desde 1994, los modelos RS de Audi constituyen la dinámica punta de lanza de la gama de modelos de Audi gracias a sus motores de alta potencia y a la tracción integral permanente quattro. Desde el año 2000, la filial quattro GmbH es la responsable de estos modelos.

El primer modelo nació en 1994 en colaboración con Porsche: el RS 2, basado en el Audi 80 Avant.

Su cinco cilindros de 2.2 litros, con un sistema cuatro válvulas y turbos, rendía nada menos que 315 CV; las prestaciones, al igual que el sistema de frenos, eran propios de un potente deportivo. Aunque el RS 2 se mantuvo sólo dos años en el mercado, inauguró una nueva clase de vehículos: el segmento de los familiares deportivos con gran motorización. Ahora, Audi sorprende con la versión especial del RS 5, recientemente presentado en el Salón de Ginebra, en marzo pasado.

Un periodista de este diario lo manejó en exclusiva en su lanzamiento internacional en Málaga, España.

Motor

Con su poderosa fuerza, respuesta instantánea e impetuosa aceleración, todo ello acompañado por una acústica voluminosa y sonora, el V8 que monta el RS 5 Coupé supone una experiencia de conducción inolvidable. El 4.2 FSI, con una cilindrada de 4.163 cc, ofrece un imponente poder de aceleración y responde con ímpetu incluso a altas revoluciones, como un motor de competición. Este motor proporciona su potencia de 450 CV a 8.250 rpm y el par motor máximo de 430 Nm está disponible entre las 4.000 y las 6.000 rpm. A las 8.500 rpm interviene el limitador de velocidad.

La potencia específica del motor de aspiración de ocho cilindros es de 108,1 CV por litro de cilindrada.

El 4.2 FSI catapulta al dos puertas hasta los 100 km/h, con salida parada, en 4,6 segundos. La velocidad máxima está electrónicamente limitada a 250 km/h, aunque si el cliente lo desea, Audi la sube a 280 km/h. El consumo medio de este potente ocho cilindros asciende a 10,8 litros de combustible a los 100 km.

El spoiler ubicado en el portón del baúl se despliega al alcanzar los 120 km/h y se repliega cuando la velocidad desciende por debajo de los 80 km/h. El conductor puede también activarlo a voluntad con el interruptor.

Como en todo modelo RS, también el RS 5 Coupé traslada su potencia a la calzada a través de la tracción integral permanente quattro. En cuanto al diferencial central, la marca presenta aquí una nueva evolución: el llamado diferencial central de corona. Compacto y ligero, puede variar ampliamente la distribución del par entre el tren delantero y el trasero; en caso necesario es capaz de enviar hasta el 70% de la fuerza al eje delantero y hasta un 85% como máximo al trasero. La configuración estándar, de 40:60, sigue siendo deportiva, con una carga mayor sobre el tren trasero.

Las suspensiones se han endurecido y colocan la carrocería 20 milímetros más baja que en el Audi A5 convencional. Las llantas de aleación ligera de 19 pulgadas con neumáticos de tamaño 265/35 pertenecen al equipamiento de serie.

Tecnología

Hacia finales de año se lanzará una tecnología de amortiguación especialmente dinámica: el Dynamic Ride Control DRC funciona de un modo puramente mecánico. El sistema de estabilización ESP integra un modo deportivo y puede desconectarse completamente. El sistema de dinámica de conducción Audi drive select pertenece al equipamiento de serie del RS 5 Coupé.

Este sistema permite variar las líneas características de la dirección servotronic, de la caja con doble embrague S tronic de siete velocidades, del pedal del acelerador y del sistema de gases de escape en tres modos, denominados comfort, auto y dynamic. Si el vehículo equipa un sistema de navegación, el conductor dispondrá además de un cuarto modo que podrá configurar de forma individual.

Junto al diferencial deportivo también se ofrece como complemento la dirección dinámica, que varía la desmultiplicación de la dirección en función de la velocidad y contradirecciona automáticamente mediante pequeños impulsos al alcanzar el límite de estabilidad en curva.

En el circuito de Ascari se pudo comprobar los diferentes comportamientos deportivos que ofrece el mismo auto, especialmente el modo dinámico plus.

Con gran agarre al suelo, incluso a altas velocidades muestra aceleraciones dignas de un auto de carreras.

Además, el sonido y la forma en que rebaja los cambios la nueva caja con doble embrague se unen para ofrecer una marcha inolvidable. En Europa comienza su venta en estos días con un precio base de 77.700 euros.

El precio para la Argentina no ha sido confirmado, pero si su llegada que será a fin de este año. Por supuesto, no será un automóvil accesible pero disfrutar semejante nivel de deportividad y exclusividad merece la pena.

Dejá tu comentario