Aventurero familiar

Edición Impresa

Con una estética más agresiva y moderna, la Suran Cross se destaca en el segmento de los vehículos familiares con look aventurero. Con una buena dotación en equipamiento y buenas prestaciones, está apuntada a captar a un público que busca diferenciarse.

1 La Suran Cross es una exponente ya conocida de esta tendencia de los modelos aventureros que en los últimos años ganaron numerosos adeptos. Se había presentado en 2011 y, hacia fin del año pasado, tuvo su renovación junto con otros dos integrantes de la familia: el Cross Fox y la Saverio Cross.

2 La principal característica se encuentra en la parte estética. Sobre la base de la Suran tradicional, se adicionan elementos de diseño para conferirle su personalidad off road. Una forma de llegar a un público que busca diferenciarse pero que no tiene el presupuesto para pagar el precio de un vehículo con reales prestaciones todo terreno.

3 El paragolpe delantero y la parrilla inferior, dominados por el color negro y un símil aluminio, la distinguen en la parte externa como un verdadero miembro de esta raza. Por si quedan dudas, la inscripción Suran Cross en el frente reafirma su carácter. En los laterales, los pasarruedas y los zócalos, también negros, cumplen su función. Otro dato para confirmar su espíritu, y que ya excede lo estrictamente estético, es el mayor despeje que presenta.

4 El interior también refuerza el concepto aventurero con la inscripción correspondiente en la puerta, tapizados vinílicos bitono y otros detalles. Buenos materiales y terminaciones cuidadas hacen que el ambiente del habitáculo sea agradable. El tablero es de buena visibilidad y de fácil lectura.

5 Está equipada con el mismo motor que la versión convencional: un 1.6 litro de 16 válvulas y 110 CV. En el caso de la unidad utilizada para esta nota, estaba equipada con una caja manual de 6 velocidades. También se ofrece con caja robotizada I-Motion.

6 En cuanto al comportamiento, se destaca por la buena respuesta en las primeras marchas, lo que la convierte en un vehículo ágil en ciudad. En altas, es un poco más remolón. Es cierto que un vehículo familiar no tiene que estar sometido a exigencias de otros segmentos. A favor, esas marchas más largas benefician el consumo. En promedio, para 100 km se ubica por debajo de los 7 litros. Este buen resultado se logra por una sexta marcha que a 130 km/h lleva el motor bien relajado. La insonorización es buena para un vehículo de este segmento.

7 La suspensión blanda y el mayor despeje benefician el confort de marcha en ciudad, neutralizando baches y cunetas. También cuando se encara algún pozo o loma pronunciada, si se sale de la ruta para manejar por caminos de tierra. Pero en un uso normal, estas características no la hacen más inestable ante los vientos cruzados o curvas cerradas.

8 Está basada en la versión Highline, el tope de gama. En seguridad, airbag conductor y acompañante, control de estabilidad (ESP) (con la posibilidad de activar modo off road para los frenos ABS) y tracción.

9 Se destaca en la dotación de confort la computadora de a bordo, sensor de lluvia, sensores de estacionamiento delantero y trasero, asistente de arranque en pendiente y control de descenso. En esta versión sumaba opcionales el navegador satelital y el techo solar deslizable eléctricamente.

10 El precio de la Suran Cross, según la lista de febrero, es de $ 314.432.

Dejá tu comentario