BAJO EL AGUA.

Edición Impresa

Una lluvia de 60 milímetros que cayó en pocas horas provocó ayer estragos en Comodoro Rivadavia con al menos 50 personas damnificadas entre evacuados y autoevacuados. La ciudad, gobernada por el electo mandatario del PJ disidente, Martín Buzzi, tiene una notoria carencia de obras de desagües pluviales que viene siendo motivo de constante reclamo de los habitantes. El año pasado, una tormenta similar provocó un alud de barro que arrasó con viviendas, autos, comercios y una comisaría: hubo dos muertos y 60 familias evacuadas.

Dejá tu comentario