21 de junio 2013 - 00:00

Bali, paraíso para bodas

Cada vez más parejas occidentales confirman sus votos en tierras balinesas.
Cada vez más parejas occidentales confirman sus votos en tierras balinesas.
Los casamientos en el extranjero son siempre una gran tentación para las parejas de novios. La idea atrae especialmente cuando se piensa en lugares paradisíacos, como la isla de Bali, donde las bodas incluso se pueden realizar bajo el rito balinés.

Bali es una isla y una provincia de Indonesia, país de Asia que posee 3.000 islas. Y Bali, que recibe aproximadamente un millón de turistas al año, es sin dudas uno de los destinos más buscados por novios de todo el mundo, incluyendo a nombres de famosos como Mike Jagger o Alejandro Sanz, entre otros.

Las parejas que eligen este plan pueden tener un buen punto de partida contratando a un wedding planner profesional que trabaje exclusivamente en esa zona. Estos especialistas se encargan de la gestión del evento, incluyendo la contratación del funcionario del registro civil y el cura por entre 500 y 600 euros, tarifa que sería la más básica posible.

Incluso los propios hoteles suelen encargarse de ceremonias sencillas en las cuales los novios buscan confirmar sus votos. La novia es adornada con los vestidos típicos del país y la pareja es agasajada con danzas tradicionales tailandesas. Los recién casados reciben un certificado de boda expedido por el hotel y un video del festejo. El precio de este tipo de ceremonias suele rondar los 1.000 euros.

Claro que si los novios desean tener extras como la bendición de los monjes budistas o la ambientación musical de un grupo tradicional tailandés durante la celebración, el precio se puede disparar a cifras mucho más serias.

Otros opcionales pueden ser celebrar la boda entre corales y a unos cuantos metros de profundidad, junto con un equipo de buceo en las aguas de Nusa Tenggara, por ejemplo.

La "Isla de los Dioses" es a su vez uno de los marcos paradisíacos más elegidos para jurarse amor eterno. Muchos hoteles allí son antiguos palacios reformados, como el Puri Anyar Kerambitán del siglo XVII. Los novios suelen ser vestidos con trajes balineses para la ceremonia. Una procesión es el modo en que los invitados arriban al salón, con música tradicional de la isla en vivo y danzas típicas. Una celebración estándar de este tipo, con platos típicos de Indonesia cuesta en torno a los 1.300 euros.

Dejá tu comentario