Barbarie

Edición Impresa

Un conflicto entre el Gobierno bonaerense y trabajadores de Astillero Río Santiago derivó ayer en una batalla campal en las puertas de la gobernación en La Plata, que dejó heridos entre manifestantes y agentes de seguridad, además de penosos destrozos en edificios públicos y comercios aledaños. Obreros navales habrían intentado ingresar a la Casa de Gobierno donde María Eugenia Vidal tiene su despacho. La escena más brutal se registró cuando activistas atacaron un móvil policial tras un confuso episodio en el que presuntamente un patrullero atropelló a una persona. P. 19

Dejá tu comentario