Bien argentino

Edición Impresa

Caminito es uno de los emblemas mundiales a la hora de hablar de barrios de colores. En sus calles se fusionan las tradiciones argentinas, desde el tango hasta los bares típicos porteños, rodeados por vendedores de artesanías, artistas que se presentan en las calles y los vibrantes colores que componen una de las postales más conocidas de la Ciudad.

Su trazado sinuoso se debe a que sigue el cauce de un arroyo que fluyó hasta principios del siglo XX. De hecho, la zona era conocida popularmente como «Puntin» (diminutivo de «puente» en dialecto genovés).

Hasta 1920, por la calle pasaba el tren que iba hasta las afueras de la ciudad de La Plata. Y no fue sino hasta la década de 1950 que un vecino decidió limpiar y recuperar el terreno. Convocó en su ayuda al pintor boquense Benito Quinquela Martín, quien bautizó la calle de 100 metros como «Caminito» por el famoso tango de 1926 de Gabino Coria Peñaloza y Juan de Dios Filiberto (la letra del tango se refiere a un camino en la provincia de La Rioja). Al paseo se fueron sumando obras de artistas como Luis Perlotti, Roberto Capurro, Juan Leone, Ricardo Sánchez y Julio Vergottini, hasta que -en 1959- Caminito fue oficialmente inaugurado como museo a cielo abierto.

Dejá tu comentario