Buenos Aires ante raro futuro posapocalíptico

Edición Impresa

La idea de ver a Buenos Aires convertida en una ciudad de un futuro posapocalíptico, pero sumamente estético, es lo más interesante de esta curiosa producción argentino-canadiense que apela a muchos recursos del género. El protagonista de dos de las películas de "Star Wars", Hayden Christensen, interpreta a un veterano de guerra desequilibrado, convencido de que el mundo se acaba. La idea tal vez sea culpa de la mala influencia de un extraño personaje, el profeta encarnado por Harvey Keitel.

Un actor del calibre de Keitel puede sostener las situaciones más absurdas y remanidas, pero lamentablemente el auténtico protagonista, Christensen, no tiene el mismo traje de amianto para volver creíbles escenas y diálogos que, más que homenajear, parecen querer agregar algo nuevo a varios clásicos del genero futurista. Hay imágenes y efectos logrados que ayudan a equilibrar los puntos más flojos. Como sucede a veces con en este tipo de coproducciones curiosas, siempre puede resultar divertido ver a actores criollos como Liz Solari o Fernán Miras en una película con Anakin Skywalker y el "Bad Lieutenant".

D.C.






"El último hombre" ("The Last Man", Argentina-Canadá, 2018). Dir.: R. H. Vila. Int.: H. Christensen, H. Keitel, J. Kelly.

Dejá tu comentario