Cambios para seguir liderando

Edición Impresa

Toyota lanzó a su renovada pick-up Hilux para hacer frente a sus competidores, que planean cambios para 2012. Estética más robusta, interior refinado, nueva tecnología y aumento de potencia.

Toyota presentó al rediseño de la pick-up Hilux, líder en ventas en su segmento, y del SUV SW4. La generación anterior de ambos modelos se remontaba a 2005, con un lavado de cara en 2008, a mitad de su ciclo de vida.

Ahora la marca japonesa avanzó con un cambio radical en momentos donde el mercado de pick-up está en plena agitación: la Volkswagen Amarok se lanzó hace menos de dos años y sigue sumando versiones, Ford planea introducir a la nueva Ranger en 2012, plan similar al de Chevrolet con su S-10.

Al igual que la versión anterior, ambos vehículos se seguirán fabricando en la planta de Zárate, provincia de Buenos Aires, desde donde se exporta a toda la región.

En cuanto a la estética, las principales modificaciones se observan en la parrilla. En la Hilux 2012 es más grande y prominente, lo que realza la robustez. El diseño es trapezoidal invertido con tres barras horizontales cromadas. El paragolpes continúa las líneas de la parrilla. A sus flancos, los nuevos faros antiniebla biselados se complementan con la grilla, dando un toque deportivo. Además, la entrada de aire en el capot es más ancha y sobresale nuevo deflector de viento aerodinámico en la parte inferior del vehículo. La SW4 tiene ligeras diferencias respecto a la Hilux en su parte delantera; las mismas surgen en los faros antiniebla y en los paragolpes; las variaciones en la parrilla son casi imperceptibles.

La pick-up en sus versiones SRV y el SUV introducen llantas de aleación de 17 pulgadas. Se agregan también, nuevos espejos exteriores cromados con luz de giro integrada.

Las motorizaciones son dos para el caso de la pick-up y una para el SUV. En todas las alternativas hay un aumento en la potencia respecto a la versión anterior. El propulsor 3.0 litros de 16 válvulas y 171 CV está disponible en el SW4 y en las versiones de Hilux SRV y SR. Posee turbo TGV (turbo de geometría variable), Intercooler, Common Rail e inyección directa. El diésel 2.5 litros de 120 CV se ofrece en la Hilux en sus versiones DX Pack de cabina doble y DX de cabina simple.

En el interior, hay cambio la tonalidad, ahora más oscura, que se presenta en contraste con inserciones cromadas. También hubo variaciones en la consola central y en el volante, que modernizaron a ambos modelos. Tanto el SW4 como la Hilux a partir de la versión SRV cuentan con pantalla táctil color de 6,1 pulgadas, reproductor de CD y MP3, Bluetooth y 6 parlantes. La pantalla color sirve como monitor de la cámara de estacionamiento, ubicada en el portón trasero, que se activa automáticamente al conectar la reversa. También se pueden visualizar los títulos de temas disponibles en el iPod, con sus imágenes correspondientes, y los números del teléfono móvil a través de la conexión Bluetooth. El audio se controla desde el volante. Y como novedad, para las versiones con tapizado de cuero, se incorpora regulación eléctrica en la butaca del conductor.

Las versiones SRV de Hilux incorporan nuevos equipamientos de seguridad activa. El sistema de Control de Estabilidad (VSC), en conjunto con el sistema de Control de Tracción (TRC) y el sistema de frenos ABS con Distribución Electrónica de la Fuerza de Frenado (EBD) permiten lograr una conducción más confiable. En el SW4 se agregan faros de Xenón para mejorar la visibilidad nocturna y evitar la fatiga del conductor. La garantía es de 3 años o 100.000 kilómetros.

Dejá tu comentario