Cariglino inauguró la planta de biodiésel

Edición Impresa

El pasado viernes el intendente Jesús Cariglino dejó oficialmente inaugurada la planta de producción de biodiésel de Malvinas Argentinas, primera y única en su tipo funcionando en el país, destinada a la fabricación de combustible de segunda generación a partir del aceite vegetal usado. La planta, instalada en Ruta 197 y Miraflores de la localidad de Ing. Pablo Nogués, se construyó con fondos municipales y con la participación de profesionales del distrito. La producción comenzó con el aceite de soja refinado y actualmente posee una capacidad operativa de más de 12.000 l mensuales de producción de aceite vegetal usado, llegando a abastecer en un alto porcentaje el consumo de los vehículos municipales del distrito.

El objetivo es que desde el sector público se potencie no tan sólo el ahorro de las energías convencionales sino generar el ámbito necesario para impulsar emprendimientos y conciencia en la población con las energías renovables.

"Estamos sembrando conciencia en los vecinos de que no hay que contaminar. El aceite que ellos antes tiraban en su pileta o en el arroyo, hoy puede venir aquí y generar energía", explicó el intendente.

El jefe comunal aseguró que "para el municipio se traduce en un ahorro económico, pero también en un fuerte cuidado ambiental que hemos decidido iniciar hace mucho tiempo. No solamente con esta planta de biocombustibles sino también con el reciclado que estamos haciendo en otros lugares y con el biogas con el que estamos trabajando. Es todo un proceso de concientizar a nuestra gente, de elaborar nuestros propios productos y de tratar, sobre todas las cosas, de no contaminar el medio ambiente".

El director de la planta, Leonardo Learreta, explicó que el proceso de producción "parte de un desperdicio, de un desecho que es un contaminante y con eso producimos un biocombustible. Esta planta está compuesta por una parte de filtrado del aceite que recibimos, luego está todo el proceso industrial para producir, hay un laboratorio para ir midiendo la calidad de la materia prima, el producto intermedio y el producto final, y también se equipó como para poder dar capacitación y muestra a alumnos y a diferentes lugares, universidades o entes que quieran venir a conocer el desarrollo".

Por último, tras recorrer las instalaciones del edifico y ver el proceso de producción, Cariglino expresó que "es un orgullo y estoy muy contento con el trabajo que realizó todo el equipo. Hay una ley que dice que dentro de 5 o 6 años al menos el 20% del producto que elabora debe ser de segunda generación. Nosotros ya hoy estamos cumpliendo ese 20% que pedía la ley a nivel nacional".

Dejá tu comentario