3 de julio 2015 - 00:48

Cerró campaña electoral para superdomingo

Mauricio Macri y Cristina de Kirchner acompañaron a sus candidatos a las elecciones del domingo para elegir Gobierno de la Capital, Horacio Rodríguez Larreta y Mariano Recalde. En Santa Cruz, Máximo Kirchner, Carlos Zannini y Daniel Scioli.
Mauricio Macri y Cristina de Kirchner acompañaron a sus candidatos a las elecciones del domingo para elegir Gobierno de la Capital, Horacio Rodríguez Larreta y Mariano Recalde. En Santa Cruz, Máximo Kirchner, Carlos Zannini y Daniel Scioli.
El país político estará atento este domingo a la ronda electoral más importante que resta antes de las PASO presidenciales. Los efectos de las elecciones que se jugarán el fin de semana impactarán, más allá de los resultados locales, en la estrategia futura que tomen tanto oficialismo como la oposición. En la Capital Federal, el PRO se juega la continuidad de la administración macrista y algo más: la necesidad de pasar o no a la segunda vuelta y el impacto que ese resultado tendrá en la política. El volumen de votos obtenido es clave para Mauricio Macri para alimentar la ola que debe mantener con su candidatura en todo el país arrastrando al radicalismo y a la Coalición Cívica. Elisa Carrió y Ernesto Sanz, sus socios, lo saben y bajaron la presión en la campaña de su candidato local, Martín Lousteau.
En Córdoba el oficialismo busca el triunfo de Juan Schiaretti en la gobernación. Además de darle a José Manuel de la Sota un envión en la interna que sigue con Sergio Massa, es una de las peleas con el acuerdo UCR-PRO más importantes que quedan por delante en provincias. Los radicales juegan su partida más fuerte en lo que resta del año, con Oscar Aguad a la cabeza.
La Rioja se transformó en otra elección clave. Allí la alianza UCR-PRO-Frente Renovador hará un intento, como en Mendoza, en busca de arrebatarle el poder al kirchnerismo. Tiene el antecedente de una buena elección radical en la legislativa 2013, pero el PJ riojano impone ventaja con un polémico festival de 2.500 candidatos presentados por colectoras. La prueba de la magnitud del desafío riojano la da el desembarco de presidenciables, Daniel Scioli, Ernesto Sanz y Sergio Massa (ayer) en los cierres.
La otra gran batalla será La Pampa. Allí, pese a que otros partidos van a internas, la tensión política estará centrada en la pelea entre el kirchnerismo y el PJ ortodoxo, al que Cristina de Kirchner fustigó desde la tribuna en su última incursión a la provincia por su prologada vida, con su candidato sentado al lado.
Corrientes, única provincia no gobernada por el peronismo, no elige gobernador este año pero simulará el domingo un duelo de lo que serán las generales en 2017 con la renovación de la Legislatura, polarizada entre la alianza UCR-PRO y el kirchnerismo.

Dejá tu comentario