Charlas de quincho

Edición Impresa

Cumpleaños en Arequipa con recuerdos de barbarie contra Nobel de Literatura. En San Isidro, un ministro de alto rating de Macri festejó también cumpleaños. Festival de música hizo que varios empresarios y funcionarios actuaran de custodios de hijos. Asunción atemorizó a banqueros. Atractiva diplomática efectuó agasajo en residencia. Veamos.

Perú, ya se ha dicho en infinidad de ocasiones, se ha transformado en un nuevo Chile. Con mejor gastronomía y hombres de letras como Mario Vargas Llosa. Precisamente el miércoles último se celebró el cumpleaños 81 de este Premio Nobel que sigue escribiendo como si cumpliera, con números invertidos, dieciocho. En Arequipa, ciudad donde naciera y viviera un año (sus padres se separaron antes de que fuera concebido), los festejos comenzaron con la entrega de los primeros 15.000 libros de su biblioteca personal. Posee más de 30.000. Luego siguió en un restaurante tradicional, Picantería La Nueva Palomino, en donde se sirvió guisos de pato, quinoa y calabaza, salsa de erizo en ollas de barro. Entre los presentes, el jefe de Gabinete Marcos Peña, su mujer Luciana Mantero, escritora y autora de "El deseo más grande del mundo", amigos peruanos y madrileños del Nobel, siempre acompañado por Isabel Presley, y empresarios, políticos y amigos de su Fundación Libertad. ¿En qué anda Vargas Llosa? Quienes lo vieron en este festejo destacaron que se mantiene muy sereno, contento y muy interesado sobre la situación política en Perú y Argentina. El desfile de platos variados hace que el Nobel investigue sobre el origen y los ingredientes. La curiosidad nunca se pierde y ni siquiera con el paso de los años. De Argentina recuerda un viaje por Salta y a diferencia de Jorge Luis Borges, es fanático del fútbol. Ahora con residencia en Madrid alienta al Real Madrid. En Perú sigue al Nacional, en Argentina a Boca, y considera a la "Bombonera" una leyenda mundial. Borges consideraba que "el fútbol despierta las peores pasiones; despierta sobre todo lo que es peor en estos tiempos, que es el nacionalismo referido al deporte, porque la gente cree que va a ver un deporte, pero no es así". Y con cierta lógica, señalaba que "el fútbol en sí no le interesa a nadie. Nunca la gente dice 'qué linda tarde pasé, qué lindo partido vi aunque haya perdido mi equipo'. No lo dice porque lo único que interesa es el resultado final. La gente no disfruta del juego". Vargas Llosa relató que pasó en 2008 su cumpleaños en Argentina. No pudo escapar a, como diría otro escritor, la barbarie. Los policías que guiaban el micro que los trasladaba del restaurante al hotel lo guiaron adrede al medio de una marcha de la izquierda, pergeñada por Quebracho. Los afectaba el Congreso de la Lengua. Palos contra las ventanillas del micro y las puertas que soportaron embestida. La civilización sobrevivió a la barbarie. Recordaba también el Nobel los otros dos atentados fallidos contra su vida de Sendero Luminoso. El relato del escritor genera la misma ansiedad que sus libros. Lo interrumpen con el cántico clásico de ocasión, le regalan un hipopótamo de lava sólida, pero quienes allí escuchaban al escritor cuentan que siguió contando "como si todo el resto fuera un decorado". Luego hubo una visita al museo sobre su vida, en su casa natal, una obra de teatro con fragmentos de sus novelas y una cena. Vargas Llosa es curioso. Pregunta más que habla. El viaje del jefe de Gabinete prosiguió luego el miércoles, con el foro "América Latina, Oportunidades y Desafíos", en el auditorio del Colegio de Abogados. Disertaron allí además del jefe de Gabinete, el excandidato a presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y la exministra de Defensa de Colombia, Marta Lucía Ramírez. Llegó el cierre de esta fugaz visita a Perú, un encuentro en Lima del jefe de Gabinete con el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

En Paraguay hubo una invasión de banqueros y empresarios argentinos al celebrarse la cumbre anual del Banco Interamericano de Desarrollo. Hacia allí fueron Carlos Pérez (BaPro), Ercilia Nofal (Banco Nación), Javier Ortiz Batalla (Banco Ciudad), Pablo Curat (BCRA), Federico Tomasevich (Puente), Andrés Meta (BIND), Juan Nápoli (Banco de Valores), Alejandro Bulgheroni entre otros. El BID quedó en la partición del viejo Ministerio de Economía en dos, para Luis Caputo, titular del recién nacido Ministerio de Finanzas. Para Nicolás Dujovne (Ministerio de Hacienda) quedó el FMI. Precisamente Caputo, junto a Santiago Bausili (secretario de Finanzas), presentó el sábado a Mendoza como próxima sede de la cumbre del BID en 2018. Pareciera que el Gobierno, con la reinserción internacional del país, está acaparando todo tipo de eventos o cumbres internacionales. El año próximo el país será sede de la cumbre del G-20 (vendrán los presidentes y ministros de las principales potencias) lo que transformará a Buenos Aires en una ciudad blindada y en epicentro internacional. Ironía de un banquero en Asunción. "Deberían hacer todas las cumbres fuera del país...hay que fugar divisas... si siguen entrando dólares, lo veremos abajo de los 15 pesos". En el Pabellón Olímpico donde se efectuaba la cumbre del BID y esta presentación argentina, Caputo anticipó que "el eje del encuentro será la inclusión financiera". El funcionario es quien motoriza la aparición de créditos para los sectores medios y bajos dado que ya el país, provincias y grandes empresas se han beneficiado de la reducción de los intereses que le cobran por los préstamos. Luis Alberto Moreno (BID) y el ministro de Hacienda de Paraguay, Santiago Peña, rodearon al argentino. Siendo Mendoza sinónimo de vino, se obsequiaron de la mano del gobernador Cornejo, botellas de Malbec. Aplaudía Ercilia Nofal, mendocina y otrora ejecutiva del sector. "Estamos deseando disfrutar del vino y la generosidad de Mendoza", ironizó Moreno. Milagrosamente, los asistentes a la cumbre del BID escaparon a los incidentes del viernes con el asalto e incendio del edificio del Congreso. Los enfrentamientos entre opositores y la Policía paraguaya dejaron cerca de 30 heridos tras la decisión de 25 senadores oficialistas -hay 45 miembros en total- que aprobaron reformar la Constitución para habilitar la reelección del presidente Cartes. La sede de la cumbre del BID y los principales hoteles en los que se alojaban estaban bastante lejos del centro de Asunción, donde se producían los hechos de violencia. Sólo quienes estuvieron alojados en un hotel del centro debieron ir caminando ante la imposibilidad de transitar. La alta tensión seguía ayer con escraches y advertencias de líderes opositores con marchas convocadas para el día de hoy. ¿Puede culminar en crisis Paraguay por esto? No era la impresión ello entre los asistentes a la cumbre del BID. Sí un error del presidente "sub 60" Cartes, que buscó su reelección con una aprobación apresurada y silenciosa del Congreso. Más llamaba la atención a los argentinos presentes el boom inmobiliario paraguayo con torres que se venden rápidamente a 2.500 dólares el metro cuadrado. Los shopping, al igual que los de Santiago, tenían poco para envidiar a los de Miami. Las principales marcas estaban allí y por ende los banqueros se concentraban en locales como el de "Forever 21", aún no existe en la Argentina, para llevar a hijas adolescentes. También el sábado por la mañana tuvo lugar el desayuno de Latinfinance en el Hotel Bourbon. Allí expusieron los principales ministros regionales y ejecutivos de bancos. ¿De qué se habla en estos encuentros? Básicamente de que hay que olvidarse ya de los planes de Donald Trump en lo económico y sus grandes reformas. Quedó herido el presidente norteamericano con su traspié en el Congreso de su país para voltear el "Obamacare". Y sobre la base de este desarrollo, la reforma impositiva con la baja de impuestos a empresas puede demorarse. Es un tema que se deberá seguir de cerca por sus implicancias en la Argentina. El mayor déficit fiscal en los Estados Unidos puede no concretarse y por ello, la suba de las tasas de interés puede no ser de una gran magnitud. Lo que también se veía como oportunidad en Asunción una vez más era la apuesta al peso en la Argentina y la bicicleta que permite retornos de 20% en dólares siempre que el tipo de cambio no se mueva. Ejemplo de ello es que la palabra "Lebac", la letra del BCRA que rinde más de 20% en pesos en función de su plazo, ya es conocida por casi todos los ahorristas que se ven atraídos por sus retornos con dólar que no deja de bajar. País al revés: hace unos años, la gran bicicleta era lograr dólares oficiales y venderlos en el "blue", lo que se conocía en la jerga como el "puré". Ello dejaba ganancias de 50% para los afortunados que podían comprar por montos importantes, divisas al precio oficial. Ahora el rodado para ciclistas es otro: pasarse a pesos, disfrutar las altas tasas y aprovechar estabilidad del dólar. Tiene sus riesgos, claro. No es inmune como el puré. Pero desde hace un año viene dando alegrías al mercado financiero. De esto hablaban los banqueros mientras degustaban carne paraguaya, más sabrosa por razones obvias que la de Brasil. Incluso la parrilla "La Cabrera" abrió una sucursal en Asunción en la que varios pudieron deleitarse de los avances del sector ganadero paraguayo.

Jueves agitado para funcionarios por los vaivenes que generaba otra movilización, la de la CTA. Pero no fue excusa para ausentarse del cumpleaños del ministro Jorge Triaca, el más apreciado por sus pares del gabinete. Y viene efectuando varias anotaciones, como el cierre de las paritarias con el gremio de comercio con el slogan de la "cláusula gatillo" y el 20% de incremento. Y a ello le sumará el de la construcción en los próximos días con un incremento similar. Posee un quincho tradicional, revestido de camisetas de Velez Sársfield, club del que es fan el ministro de Trabajo, ubicado en la colectora de la Panamericana, en la "rive droite", en sentido Norte. Temprano debió irse Mario Quintana convocado por el presidente Macri. Guillermo Dietrich y Xaviera Alvarez Echague, Alejandro Henke (Banco Nación), Andrés Ibarra, Mónica Almada (Seguros del BNA), Ezequiel Szabor, Guillermo Madero (el encargado de Seguridad en el futbol), Esteban Bullrich, Lidia Saya, Carlos Walter (DNRPA), Silvia Triaca (Proficio), Santiago Bausili (secretario de Finanzas) entre los más de 80 asistentes. Dietrich llegaba del clásico partido de fútbol semanal que convoca el Presidente y que, por decreto, trasladó de miércoles a jueves. Culminó en un 4 a 4 el clásico enfrentamiento entre Presidencia vs Ministerios. Se habló sobre la marcha de la obra pública en el área de Dietrich a ritmo acelerado, especialmente en lo que se refiere a pavimentación de calles. El consumo de asfalto vial anotó en marzo el pico más alto de la historia. Fueron 53.466 toneladas de ese producto que se utiliza sólo para rutas, pistas de aeropuertos, pavimentación de calles y metrobuses. Durante 2016 el sector invirtió en la compra de 32 máquinas asfálticas con un valor cada una de entre 1 y 2 millones de dólares, relataba Dietrich.

Nuevamente la Embajada de Italia en Buenos Aires tenía encendidas las luces de la residencia de la "multitasking" embajadora Teresa Castaldo. En esta oportunidad estuvo acompañada del ministro consejero Stefano Canzio, del jefe de la Oficina Comercial Francesco Capacchi y del primer secretario Salvatore Napolitano. El motivo central fue la despedida de un funcionario Sergio La Verghetta , hasta el viernes director de la Agencia Italiana para el Comercio Exterior (ICE), cuyo destino será Roma y posteriormente la jubilación. Lo reemplazará Luigi D´Aprea, quien a su vez deberá ejercer las mismas funciones, ahora ampliadas a Paraguay y Uruguay. Viene de desempeñarse seis años en Rusia con las mismas funciones, una "gran experiencia" según manifestara, contento por el nuevo clima de Argentina. La Vergheta le entregó el mando de su oficina y le dijo: "La Argentina es como Italia, pero con argentinos". Todo dicho. Muchos fueron los empresarios presentes, entre ellos Cristiano Ratazzi, además de científicos, periodistas como Carlos Morelli; Francesca Ambrogetti, Martino Rigacci (ANSA) , el ex-Senador Italiano Luigi Pallaro y otras autoridades de la Cámara de Comercio Italiana. Doloroso comentario de un empresario metalúrgico, quien lamentaba que su empresa veía como horizonte el cierre ya que el gremio metalúrgico le exigía y negaba colaboración cada día. Lo presionaron los gremios hasta no dejarle más espacio para operar y mencionaba que sus obreros ganan en la Argentina un 40% mas que en Italia medidos en euros. Agregó que cuando les pide más productividad o colaboración de horas extras para cumplir con alguna exportación, los delegados los llaman "capitalista explotador" y le retiran la colaboración. No todo era negativo, ya que otros empresarios manifestaban su expectativa positiva en la marcha de la economía y crecimiento del país, muchos de ellos con plena capacidad en sus empresas. La queja unánime fueron los piquetes, los rostros tapados y palos blandiendo amenazadores, ya es una imagen que tiene agotados a todos.

Viernes y sábado de empresarios y políticos haciendo de custodios de sus hijos en el "Lollapalooza", la serie de recitales que se hicieron en el hipódromo de San Isidro. "No soy Galli", parecía que dijera el intendente Posse, presente en el evento y con el síndrome de que hubiera algún tipo de incidentes y muertos como aconteciera en Olavarría con el Indio Solari. La perfecta organización hizo que nada se moviera fuera de lo esperado. Diego Finkelstein, Jorge Brito (h), el Corcho Rodríguez con Verónica Lozano, Alejando Macfarlane, Nacho Viale, Bruno Screnci (ministro de Gobierno CABA), Juan Pablo Maglier, Chano Charpentier (blanco de todas las bromas que su puedan imaginar por sus choques reiterados), Santiago del Moro, Cristian Ritondo, Antonio de la Rúa (venía de almorzar en Novencento frente a la facultad de Derecho), Diego Santilli y Analía Maiorana, Joaquin Furriell, Nicolás Repetto, Jorge Tchinosian (empresario inmobiliario de Uruguay), Luis Etchevehere entre otros. Mientras los hijos se volcaban al campo a ver los diferentes recitales, los padres permanecían en el espacio VIP, atraídos por el desfile de niggiries y piezas de sushi variadas. Nada de alcohol para ofrecer por disposiciones legales. El problema para los adultos que fueron de custodios de hijos fue que olvidaron de que se trataba de un recital de larga duración. Cómodamente los adolescentes permanecían más de cuatro horas. Por ello algunos rostros adustos en el VIP contra la rebelión púber a abandonar el predio. Sabias palabras en lo económico de Fabián "El Zorrito" Von Quintiero: "El Estado está en mal estado". Lo que parece una broma poco graciosa tiene una gran verdad detrás. El músico se refería a la cantidad de impuestos que existen para sostener una empresa en funcionamiento y la escasa contrapartida que se recibe. Puntualmente hacía referencia al costo sideral que tiene contratar a una persona en la Argentina. Simple y contundente al mismo tiempo esta "zorrito-nomics".

Terminamos con un chiste de esos que piden los lectores.Un allegado le informa al presidente de Boca que en Irak hay un jugador de fútbol excelente, que convierte tres goles por partido. Tanto le insiste que, a pesar de la guerra, el dirigente viaja a Bagdad y ve que, efectivamente, Abdul Al Kaizar hace tres goles por partido. Después de rápidas negociaciones y por un precio muy bajo Abdul viene a la Argentina y luego de una semana de estar concentrado con el primer equipo, debuta en la Primera de Boca. Se convierte en ídolo de la hinchada, conquistando tres goles espectaculares. Preocupado por los suyos y para contarles lo bien que le había ido, Abdul llama a su esposa desde el mismo vestuario del club, apenas terminado el partido.

-Hola, Yazmila, ¿me escuchas? Me fue bárbaro, me aplaudieron a lo loco, hice tres goles... ¿Y ustedes cómo están por allí?

-Por aqui todo mal. Ayer hirieron al abuelo, una banda armada quiso entrar a casa. Esta mañana me robaron todo lo que tenía encima. Y no podemos dormir por los tiros, las bombas y el ruido de las sirenas. ¡Y vos tenés la culpa!

Abdul le pregunta a su mujer:

-¿Cómo me decís eso? ¿Por qué soy el culpable?

Y Yazmila contesta:

-¿Ah, no? ¿Y quién mierda nos trajo a vivir a Florencio Varela?

Dejá tu comentario