Charlas de quincho

Edición Impresa

Vigilia del Gobierno a la espera de más novedades en la causa “cuadernos”. Por si hacía falta, Macri lo puso en el centro de la escena en un reportaje internacional. El campo también espera novedades tras las medidas anunciadas, aunque con cautela. Venezuela, en la mira. Radicales recibieron dictamen militar. Veamos.

• No es una novedad que el Gobierno mire de cerca todo el día la marcha de la causa de los "cuadernos" y los millones de dólares de sobornos que se trasladaron de un búnker a otro, según la lista cada día más nutrida de arrepentidos K y empresarios. El impacto sigue siendo fuerte porque pocos saben hasta dónde realmente llegará este caso, que suma a la mayor pornografía política sobre la corrupción que se haya visto en nuestra historia (nada que no se intuyera de la era Kirchner, pero ahora con las pruebas al canto). Por eso, Mauricio Macri aprovechó una entrevista que le hizo la cadena CNN para, en otro tono como suelen ser esos reportajes, hablar de la conveniencia o no para su Gobierno de una prisión preventiva para Cristina de Kirchner. En el núcleo mas íntimo del Gobierno hay dudas sobre este punto. Las mediciones que llegaron en los últimos días a la Casa Rosada no marcan demasiados cambios hasta ahora en las tendencias: el votante de Cristina en la provincia de Buenos Aires (algo así como un tercio, número que sigue extrañamente alto para los curiosos y temerosos empresarios que no evitaron el dato en los comentarios de los quinchos de fin de semana) sigue firme en su lugar. Por ahora muestra alguna duda sobre su voto futuro una leve periferia progresista que siempre vio con simpatía a la expresidente ahora puede trastabillar. El núcleo duro K no cambia y confirma que la corrupción no es un tema clave en la agenda de prioridades del votante argentino; tampoco esto es una novedad. Un analista reconocía el fin de semana: "son los que aunque vean a Cristina en una moto con bolsos lanzando dólares igual no van a creerlo". El votante de Cambiemos tampoco muestra modificaciones, como es obvio, aunque un sector le exige más dureza al Presidente. Fuera de eso esta la economía con sus datos preocupantes, como la inflación que no se domina y la suba constante de los combustibles.

También preocupa en estas tierras el nuevo impacto de lo que puede suceder en Venezuela con los anuncios de cambio económicos que hizo Nicolás Maduro. En realidad no esta aún demasiado claro el verdadero impacto de la megadevaluación que decidió al cambiar el bolívar por el nuevo bolivar soberano, sobre la base de una criptomoneda con base en las reservas de petróleo y el precio del barril. Son reservas que hoy están desactivadas en buena parte y que necesitan para volver a la vida tras los desastres de las estatizaciones del chavismo, montos aún no calculados de inversiones. Maduro decidió subir 35 veces el salario mínimo para llevarlo de u$s1,30 a u$s45. Todo por decreto y sin reservas reales contabilizadas. Es una incógnita si podrá manejar el proceso, que viene acompañado de una suba en el precio de las naftas que los venezolanos no vieron en muchos años de subsidios ridículos a los combustibles. Venezuela ya tiene su economía estallada y vive en medio de una hiperinflación hace rato, pero hay temor a los efectos que pueda tener este nuevo proceso si Maduro no logra controlarlo. Macri confirmó el fin de semana que presentará junto a Iván Duque (Colombia), Sebastián Piñera (Chile)y Mario Abdo Benítez (Paraguay) una denuncia a la Corte Penal Internacional porque "en Venezuela se violan sistemáticamente los derechos humanos, se ha perdido el valor de la vida". Para algunos la decisión sabe a poco frente a lo que esta pasando en Caracas.

• La conmoción política de estos días, no fue demasiado superior a la económica, aunque esta última fue bastante menos ruidosa (hasta ahora). Pero no hay duda que las empresas buscan desesperadamente datos que los ayuden a hacer proyecciones que cambian cada vez que se modifican las reglas de juego. De hecho, en la Academia de Ciencias, en la avenida Alvear, el economista Daniel Marx explicó un selecto grupo de colegas economistas, los alcances y la "letra chica" del acuerdo con el FMI. El exsecretario de Finanzas, recientemente asaltado y apuñalado en San Isidro (tendría una nueva operación al día siguiente), destacó especialmente, la baja relación de inversiones que tiene el país, y los 27 acuerdos que tuvo históricamente con el Fondo Monetario Internacional. Aunque la confirmación que los u$s26.000 millones que faltarían el año próximo, aún con el abultado préstamo del FMI, fue lo que arrancó más rumores entre los presentes. Tanto fue así que ante un llamativo gráfico, Ricardo López Murphy aseveró que "Si este cuadro es real, mejor que nos agarre a todos confesados...¡¡", lo que distendió bastante el ambiente y se prestó al diálogo del que participaron, entre otros, Julio Nogués, Armando Rivas, o Aldo Abraham. Igual, las coincidencias se centraron en que "la falta de un diagnóstico inicial adecuado, es lo que nos llevó a esta encerrona compleja", como afirmó Marx.

• Cuando comenzó a organizarse el encuentro anual de CERA, la cámara que nuclea a las empresas exportadoras locales, seguramente nadie imaginó que justo el día antes al Gobierno se le iba a ocurrir anunciar nuevos cambios en medidas que, justamente, inciden directo sobre las ventas al exterior, tal el caso de las retenciones y los reintegros. De ahí que no extrañara que los salones del Four Seasons, en Recoleta, se vieran atiborrados de gente a la espera de que los funcionarios convocados "explicaran" por qué se daba marcha atrás con decisiones que habían sido reconfirmadas en forma reiterada. De la media docena de funcionarios apenas 1,5 cumplieron con parte de las expectativas: Dante Sicca de Producción (el más contundente), y Luis Miguel Etchevehere de Agroindustria, aunque este último se inclinó más hacia el "balance" de gestión, que a analizar el impacto de los cambios. Que decir del titular de la entidad organizadora, un visiblemente delgado Enrique Mantilla, que hacía malabares entre sus asociados y los funcionarios, para que todo transcurra los más armónicamente posible. Igual, no se privó de recalcar que "el tamaño excesivo del Estado"; la "escasez de ahorro", y la "baja competitividad" (que ahora empeora con las últimas medidas), constituyen los principales obstáculos a vencer. Por supuesto que, como sucede habitualmente, lo más rico estuvo en los breaks, momentos en los que, café mediante, masivamente se trataba de lograr una palabra directa de los ministros, además del cotilleo normal en estos casos. "Si querían alinear los productos, por qué no le bajaron entonces 3 puntos directamente al poroto de soja, y listo?, era más simple y más transparente", rezongaban algunos empresarios criticando el indefendible argumento oficial de que se suspende por 6 meses la rebaja gradual de las retenciones a las harinas y aceite de soja (el principal rubro argentino de exportación), para que se alinee todo el complejo. Hasta algunos dirigentes agropecuarios preguntaban al respecto, sin caer en la cuenta que se necesitan "menos impuestos" y no más. En definitiva, la suspensión de las rebajas puede ser leída como una medida en contra de la disminución la presión fiscal, lo que impacta (negativamente) en los inversores locales y externos. Tampoco gustó la "familiaridad" de country con la que se trataban ciertos funcionarios, poco acorde con la seriedad de la reunión. "Como dice Mike...", aludía Diego Dávila, al poco comunicativo titular de Comercio, Miguel Braun, que habló más de la década anterior que la actual, y que insistió con la muletilla sobre la necesidad de "bajar el déficit fiscal", y que se trabaja para "mejorar la competitividad", aunque las nuevas medidas son controvertidas. Lo que quedó en claro es que antes de fin de mes se lanzará, según dijo "Mike", el Plan Federal de Exportaciones que pretende achicar el gran déficit de la balanza comercial que tiene la Argentina que el año pasado exportó apenas u$s58.384 millones, de los cuales el 64 % fue de la agroindustria (u$s37.365 millones), según consignó Etchevehere. De este último monto, el volumen unitario mayor es, justamente, el de subproductos de la soja (harinas y aceites).

El exjefe de Estado Mayor General del Ejército Martín Balza, que además fue embajador argentino en Colombia y Costa Rica participó del almuerzo radical de los jueves en el restaurante Lalín.

Allí dejó algunas definiciones interesantes sobre lo que le espera al mundo militar en Argentina. Es obvio que insistió en que no hay chance alguna de que se produzcan en el futuro situaciones de inestabilidad institucional por golpes cívicos militares y dejó un dato que sorprendió a algunos de los radicales presentes: dijo que desde que egresó del Colegio Militar en 1955 a la actualidad nunca vio un modelo integral de Defensa Nacional en el país y aclaró que esta absolutamente en contra de la intervención de FF.AA. en la lucha contra el narcotráfico, ya que según su experiencia internacional siempre perjudica la integridad del personal militar. Lo escuchaban José Bielicki, que anima esas peñas, Hipólito Solari Yrigoyen, el exjuez Néstor Osvaldo Losa y el presidente del Instituto Nacional Yrigoyeneano Diego Barovero.

• Por supuesto que las reuniones privadas también estuvieron a la orden del día, como el almuerzo en el discreto y tradicional Sabot de la calle 25 de Mayo, que reunió a varios empresarios, la mayoría exportadores. El alerta amarillo iba, en este caso, por el lado de las líneas de producción que comienzan a "desactivarse" porque los números no cierran. "Yo quiero que nos dejen de una vez el tipo de cambio realmente libre, y que saquen todo el resto que quieran, reintegros, etc.", se quejaba un hombre de negocios ante los gestos dubitativos de sus pares. Al mismo tiempo, otro destacaba que si bien el año pasado se había regularizado bastante, ahora nuevamente les están adeudando el IVA desde marzo. Lo más impactante, sin embargo, fueron los pronósticos de la gente del sector agroindustrial respecto a que "la recaudación que espera el Gobierno con las última medidas, va a ser muy inferior a la que calculan". Esto respondería al mucho menor volumen de la actual campaña (por la sequía), y a que el año próximo también sería menor que la calculada originalmente, por el nuevo recorte de ingresos que se espera ahora (unos u$s10 por tonelada para la soja), y porque buena parte de la financiación de la campaña viene del lado de las propias empresas procesadoras y exportadoras, más acotadas en sus posibilidades por las recientes medidas. Tanto es así que ya estiman que el ingreso de harina de soja argentina al mercado chino, que estaba previsto para dentro de tres meses, no se va a producir, mientras que la campaña 18/19 podría registrar un recorte de 15-20 millones de toneladas sobre las primeras estimaciones que se preveían volviendo a los 135-140 millones de toneladas. De hecho, se habla de que la soja rondaría los 18 millones de hectáreas (3-4 millones menos que el récord), mientras que la recaudación de u$s400 millones, apenas llegaría a u$s150 millones, tanto por menor volumen de producción como por la calidad deficiente de la cosecha de este último ciclo.

• A diferencia de otras veces, en este caso parece que el tradicional "bajo perfil" empresario va a brillar por su ausencia. Y hoy mismo, durante la reunión de último momento citada por el Gobierno con los empresarios de la exportación, y de la poderosa industria aceitera, se va a notar la tensión. Es que mientras en la Casa Rosada es inocultable el nerviosismo por la fuerte caída económica y las restricciones de acceso a los mercados financieros para poder afrontar el déficit fiscal (que no llega a cubrir el FMI), por el lado empresarial los efectos de la fuerte sequía que provocó un casi 50% de capacidad ociosa instalada, y ahora los cambios en retenciones y reintegros modificaron sensiblemente el "humor" de los empresarios que más adelantos le hicieron al Gobierno desde principios del 16 en adelante. Para completar, las empresas estarán acompañadas por la poderosa Bolsa de Comercio de Rosario, polo exportador por excelencia, que preside Alberto Paduán (del Grupo Vicentín), y la influyente Bolsa de Cereales de Buenos Aires, encabezada por Raúl Cavallo (primo), ex Molinos Río. Según los trascendidos, uno de los principales objetivos es tratar de evitar la "desaparición" del diferencial entre el poroto y los subproductos de soja (que tenían 3 puntos menos de retenciones), frente al fuerte proteccionismo que subsiste en los principales mercados. Se dice que uno de los datos que se pondrá sobre la mesa es que, justamente, el 90% de la cosecha la compra la industria (como poroto se exporta apenas unos 8 millones de toneladas), por lo que el impacto en los precios a los productores sería directo.

• Tampoco está muy tranquilo el "frente" de los gobernadores, ante la presión creciente que está ejerciendo el Gobierno nacional y las quitas, como la del Fondo Sojero (acuerdo con las provincias, incluida la CABA, posterior al fracaso de la 125 por el que se "coparticipó" el incremento de las retenciones de aquel momento, y no la totalidad del impuesto como sostienen algunos). De todos modos, es sabido que cualquier marcha atrás en materia de fondos es siempre tomada como una afrenta a "un derecho adquirido", por más que este sea sobre un impuesto tan cuestionado (hasta por el propio Macri) y retrógrado como las retenciones. Por eso, también llamó la atención la postura del Gobernador correntino Gustavo Valdés durante el acto inaugural de la ascendente exposición rural en Riachuelo, y ante el ministro Etchevhere y el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pellegrina, al sostener que "respecto a la eliminación del Fondo Federal Solidario, fue la culminación de una lucha que comenzó con las 125 y este Gobierno ganó las elecciones prometiendo que iba a suprimir las retenciones al agro, porque considerábamos que un sector como este, que siempre le dio grandeza a la República Argentina, no podía seguir soportando solamente sobre sus espaldas el tremendo peso de financiar el resto de los ámbitos con sus ineficacias, comenzando por la del Estado nacional en la forma de administrar sus recursos y también la de los Estados provinciales", según consignó a la FM Impacto. Mientras, varios comentaban la presencia permanente del exgobernador y hoy senador Ricardo Colombi, "quien parece no querer soltarle la mano a su delfín (Valdes)", comentaban varios, aunque el actual Gobernador de Cambiemos, ajeno a todo esto, se sigue despegando de su antecesor y acercándose a los sectores más productivos (los Colombi tuvieron muy fuertes enfrentamientos con el campo y las entidades locales del agro), y apuesta a varios frentes, desde el lugar estratégico de la provincia como nudo de tráfico del Mercosur, como a dos rubros hoy con excelentes perspectivas: la ganadería vacuna y la forestación. Una de las curiosidades de los actos fue, además de amplias instalaciones nuevas, que el nombre que recibió la nueva sede del Ateneo de la entidad fue "Cleto", lo que dejó bastante clara la postura ruralista respecto a las retenciones, en la provincia norteña...

• En Sileo Gallery, un salón de la calle Azcuénaga, Anna Lisa Marjak presentó la exhibición "Ellas devuelven los peces al río", una última serie de inmensas pinturas con colores restallantes dedicada, como siempre, a sus expresivas mujeres. Durante años, Marjak supo pintar a sus esquemáticos personajes femeninos con una pecera, que, entre sus brazos, iban y venían de aquí para allá. La referencia a las alegres pinturas de Matisse es clara. Pero en la exposición actual, las mujeres se ocupan de devolver los peces al río y generan un interrogante sobre cómo seguirá la historia. En la vernissage estaban sus amigas de siempre y algunos personajes del ambiente. Se habló de las últimas novedades que depara la política y, entre copa y copa de champán, salió el tema de "los cuadernos". Los enterados describieron la colección de arte con obras de grandes artistas, como Vidal o Mc Entyre entre otros geométricos, que descubrieron mirando por TV el piso del arrepentido Carlos Wagner durante el allanamiento. Pero el tema que moviliza a los artistas es el nuevo Reglamento del Salón Nacional de Artes Visuales 2018, porque el Ministerio de Cultura ya abrió la convocatoria. El trascendente galardón, que contribuyó a posicionar desde principios del siglo XX a figuras como Spilimbergo, De la Cárcova o Berni, fue modificado sin previo anuncio por el director de Patrimonio del Ministerio de Cultura Nacional, Marcelo Panozzo. Los cambios suscitaron un clima de revuelta. Si bien en el ambiente de la cultura prefieren no polemizar con los funcionarios cuando el país atraviesa situaciones complejas, la artista y gestora Zulema Maza aclaró que esta vez no piensan dejar pasar graves irregularidades. Para comenzar, el texto "No avalamos el nuevo Reglamento Salón Nacional de Artes Visuales" acaba de reunir casi mil firmas en todo el país. Los argumentos que esgrimen los artistas son varios, pero el desplazamiento de su puesto en la selección de los jurados, ya que de la mañana a la noche se encontraron fuera, es el cambio que más resistencias suscita. "Además, pretenden reducir a un único jurado que no cuenta con el aval de los artistas, la evaluación de ocho disciplinas, algunas tan específicas como la fotografía, la cerámica o el grabado". Desde luego, Cultura se arroga la facultad de designar a todos los jurados. Tal vez Panozzo no haya advertido que, hoy, los artistas ya no poseen un perfil romántico, se han convertido en hábiles gestores, críticos o curadores y que suelen burlase de la impericia de algunos funcionarios. Desde luego, en la inauguración de Anna Lisa abundaban las hipótesis y conjeturas sobre el objetivo que persiguen estos cambios. "Se dice que a través del Gran Premio Nacional que siempre fue adquisición, pretenderían incorporar al patrimonio del Museo Nacional de Bellas Artes artistas que no figuran en la colección o que están mal representados". "Está muy bien que intenten sumar buenas obras que el Estado no puede pagar, pero nunca a través de un jurado íntegramente nombrado por el ministerio de Cultura que no es garantía de transparencia". Entretanto, el Ministerio de Cultura nacional ha dado mucho que hablar en estos últimos años. "¿Cómo pueden ignorar la tarea benéfica de las Asociaciones de Amigos de los Museos?", se dijo. Luego mencionaron los extraños nombramientos a cargo de las direcciones de los Museos de Arte Decorativo y del Museo Histórico, mientras nadie pregunta sobre el saqueo al Museo del Grabado ni las irregularidades del Museo de Arte Oriental. Finalmente, todos se manifiestan en contra del Premio a la Trayectoria que ya otorga el Fondo Nacional de las Artes. Se recordó entonces que durante su paso por el Banco Central, el autoritario Vanoli decidió sortear la presencia del jurado para el premio mayor (lo humilló) y eligió personalmente a su artista favorito.

• Hoy vamos a terminar con un chiste que circuló en redes sociales:

Te cuento que estoy medio bajoneado por lo que estoy pasando, encima anoche me quise recrear un poco, y fui a un cabaret. Cuando estaba entrando, vi que había dos puertas, y leí:

"Si es viejo, entre por ésta; y si es joven, por aquí".

Pensé: "¡¡Mierda!!, no soy tan joven, pero tampoco viejo; bueno, me voy por la del viejito para ir tranqui". Cuando entré, vi dos puertas que decían:

"Si la tiene grande, entre por ésta; y si la tiene chica, por aquí".

Pensé y dije: "¡¡La puta madre!!, me voy por la de los que la tienen chica, no vaya a ser que por ahí me la midan y no llego a la medida que consideran grande".

Y cuando entré, encontré dos puertas que decían: "Si tiene mucho dinero, entre por ésta; y si no tiene tanto dinero, entre por aquí".

Por lo tanto, me fui por la puerta de los que no tienen dinero (justo yo) y cuando paso por esa puerta ¡¡veo que salgo a la calle de nuevo!! Ahí leo un letrero que dice:

"Si estás viejo, la tenés chiquita y no tenés plata... ¿Qué mierda hacés acá adentro? ¡¡Andá a tu casa a dormir, viejo pelotudo!!

Dejá tu comentario