CLÁSICO: PLANCHAN LA TASA HASTA ELECCIÓN

Edición Impresa

Está claro que el Gobierno no quiere sorpresas desagradables hasta octubre. Menos, obviamente, en lo financiero. Para esto se repite una estrategia clásica de intervenir en el mercado. La tasa Badlar (referencia obligada y que mide rendimientos de grandes depósitos en bancos) prácticamente no se ha movido este año del 11%. Nada hace prever que esto vaya a cambiar. Para los ahorristas no es negocio, ya que el porcentaje no alcanza para compensar ni la mitad de la inflación en un año. Ya habrá tiempo, después de las elecciones, para meditar sobre este problema. (Ver pág. 5.)

Dejá tu comentario