25 de febrero 2010 - 00:00

Comercio global cayó el 12% en 2009 según OMC

Pascal Lamy
Pascal Lamy
Bruselas - El comercio global se contrajo cerca de un 12 por ciento en 2009, pero ha comenzado a recuperarse, dijo el miércoles el titular de la Organización Mundial del Comercio.

El director general de la OMC, Pascal Lamy, dijo en una conferencia sobre comercio en Bruselas que la caída resultó mayor a la estimación inicial del organismo, que apuntaba a una baja del 10 por ciento.

«El comercio mundial también ha sido una víctima de esta crisis, contrayéndose (...) cerca de un 12 por ciento en 2009», afirmó Lamy, calificando a la baja como la mayor desde la Segunda Guerra Mundial.

Hay repunte

Al ser consultado sobre las perspectivas para 2010, Lamy evitó dar cifras, pero dijo:

«Ciertamente hay un repunte. Si este repunte es de corto plazo o si es sustentable, es difícil de decir, pero claramente estamos viendo una recuperación».

Lamy dijo en el encuentro organizado por el Centro de Políticas Europeas que la apertura del comercio global ofrecería una salida de la crisis y que era «imperativo desde el punto de vista económico» concluir la Ronda de Doha.

El propio funcionario dijo esta semana que aún había muchas brechas por zanjar en las conversaciones de la Ronda de Doha como para convocar a los ministros de Comercio a fines de marzo para evaluar si las negociaciones podrían ser concluidas este año.

En noticias relacionadas, la OMC anunció el lunes que aún hay demasiadas brechas por zanjar en las prolongadas negociaciones comerciales de la Ronda de Doha como para llamar a los ministros de Comercio a dar un respaldo político al acuerdo en las próximas semanas.

El director general de la OMC, Pascal Lamy, dijo al consejo general del organismo que sus 153 miembros analizarán los avances de las negociaciones, iniciadas hace ocho años, en un encuentro a fines de marzo.

Pero Lamy señaló que la decisión sobre si es posible alcanzar este año un acuerdo para liberalizar el comercio mundial, como han insistido en reiteradas ocasiones los líderes del G-20, es una cuestión política que debería ser adoptada por los ministros.

«Dado el lugar en el que nos encontramos en este momento, está claro que fines de marzo es demasiado pronto para eso», dijo el funcionario, confirmando un informe de Reuters de la semana pasada.

Otro revés

Los comentarios de Lamy representan otro revés para la prolongada ronda de conversaciones y plantean la posibilidad de que pueda quedar inconclusa este año.

Un acuerdo en la Ronda de Doha reduciría los subsidios al sector agrario en los países ricos que distorsionan el comercio global, abriría los mercados de las economías emergentes a los bienes industriales y ayudaría a los países en desarrollo a prosperar mediante un aumento en el comercio.

Pero con el desempleo constantemente en alza a medida que el mundo sale de la crisis económica, muchos países están pensando dos veces si la apertura del comercio será positiva. Brasil, uno de los principales actores de economías emergentes en un virtual acuerdo, enfrenta un año electoral.

En Estados Unidos, los sindicatos laborales temen que un acuerdo comercial pueda lastimar el empleo, pese a que el Gobierno de Barack Obama está señalando constantemente que un aumento en las exportaciones es un mecanismo para revivir la economía.

Lamy dijo que los miembros de la OMC revisarían el avance de las conversaciones en el acuerdo el 29 y 30 de marzo, después de lo cual los embajadores y funcionarios estatales informarían a los ministros de cada país y discutirían nuevos pasos a seguir.

Lamy afirmó que trabajará junto los con diplomáticos de alto rango que presiden las distintas secciones de las complejas negociaciones para trazar un camino a seguir, en un momento en que muchos miembros de la OMC están cada vez más frustrados por el tiempo necesario para alcanzar un acuerdo.

Dejá tu comentario