¿Cómo escaparle al cementerio de las App?

Edición Impresa

Desde su nacimiento a la actualidad, más del 21% de las App no sobrevivieron. Aquí, los pasos necesarios para atraer a la audiencia deseada y seguir vigente.

Desde el nacimiento de la Apple App Store, más de 2,2 millones de aplicaciones se cargaron en total. Pero la gran pregunta es, ¿cuántas sobreviven? De hecho, más de 47 mil fueron retiradas de la tienda desde su fundación, lo que significa que más del 21% ya no están disponibles. Entonces ¿qué podemos hacer para asegurarnos de que nuestra aplicación tiene lo que se necesita para superar a su competencia y no terminar en la sección eliminada?

Para que una aplicación tenga éxito, hay dos factores básicos a tener en cuenta: la experiencia de usuario (UX) y la eficiencia. El diseño de la interfaz de usuario (UI) debe ser fácil de usar para que la aplicación sea fácil de navegar por cualquier persona, independientemente de su conocimiento de software y tecnología. También necesita ser eficiente, el tiempo de respuesta es crucial para asegurar la funcionalidad.

Muchas aplicaciones van de "activas" a "muertas" en cuestión de días debido a que fueron desarrollados sin ninguna planificación.

Al desarrollar su próxima aplicación, es crucial que trabaje junto a un socio con el know-how y la experiencia adecuados. El desarrollo de productos móviles requiere una cuidadosa evaluación que tenga en cuenta variables como tipo de cliente, objetivos de negocio y mercado.

Trabajar con la Metodología Lean Startup es una buena manera de lanzar productos desarrollados y probados en fases. Lateral View, estudio de diseño e innovación mobile argentino, propone los pasos necesarios para atraer a la audiencia deseada.

•Kickoff: identificar el negocio para saber a quiénes estará dirigida la aplicación. Tener en cuenta que un producto digital debe ser mejorado constantemente para no caer en la sección de "app muertas".

•Descubrir e investigar: conocer a la audiencia desde distintos puntos de vista, detectar las necesidades reales de los usuarios. Esto se puede llevar a cabo mediante distintas prácticas de research como entrevistas o Design Thinking.

•Idear, prototipar y testear: con aprendizajes claros en mente, los diseñadores, desarrolladores y comunicadores deben generar distintas propuestas y crear un pequeño prototipo. El próximo paso es testearlo con usuarios a los que estaría dirigida la aplicación, para captar distintas conclusiones que permitan hacer cambios y guíen al equipo en la dirección correcta.

•Desarrollar: el desarrollo es el proceso en el cual el motor de las aplicaciones se construye. El software detrás de la idea debe ser estudiado considerando las tecnologías apropiadas.

•Lanzar: se publica en el mercado de aplicaciones cuando el producto ha sido pensado, diseñado, testeado y aprobado por las stores de apps. En esta etapa de lanzamiento, se debe generar una estrategia pensada para comunicar la novedad de la nueva aplicación, así como la de adquisición y retención de usuarios.

•Medir y evolucionar: una vez lanzada la aplicación, hay que elegir métricas que nos ayudarán a medir su éxito, como cantidad de descargas y usuarios diarios. Además, hay que pedir la opinión de la audiencia, para así recopilar información basada en los usuarios y poder mejorarla continuamente.

Dejá tu comentario