29 de septiembre 2015 - 00:00

Conectividad, nuevo lema de las automotrices

 Si hasta hace un tiempo los autos ecológicos era el gran eslogan de los salones, hoy el viraje es hacia la conectividad y las soluciones móviles, tal como se vio en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort.

"Dentro de poco fabricaremos smartphones con ruedas", dijo en la previa del evento el en ese momento CEO del Grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, quien a la semana dimitió a su cargo. Winterkorn aseguró que la industria avanza hacia autos interconectados, proyectos cada vez más ambiciosos de conducción autónoma, servicios on line, pero tampoco sacan los ojos de la locomoción verde: "En los próximos cinco años lanzaremos 20 modelos entre vehículos eléctricos e híbridos enchufables", agregó. A las soluciones de asistencia al manejo, Volkswagen adelantó desarrollos que hasta hace poco eran ciencia ficción. Por ejemplo, una aplicación de celular que con sólo dejar el auto en un garaje, el vehículo avanza solo, sube rampas, busca lugar y estaciona. Al regreso del propietario, se invierte la maniobra y es el auto el que va en busca del dueño a través del teléfono.

En esa línea, BMW también exhibió sus nuevas soluciones de interconexión de vehículos para dar alertas de tráfico en tiempo real, geolocalización en pantalla de personas conocidas o recomendación de restoranes cercanos en el mismo sistema multimedia, por ejemplo, entre otro puñados de apps donde el celular e internet juegan un papel cada vez más relevante. Mercedes-Benz llevó a su concept completamente autónomo F 015 y también expuso sus nuevas tecnologías. Además, autos más racionales empiezan a abandonar las pantallas multimedia tal como las conocemos hasta ahora para incorporar formatos de tablets integradas al habitáculo, con funcionalidad ad hoc.

Un pabellón de los once que abarcó la muestra estuvo destinado exclusivamente al futuro del automóvil.

En Fráncfort también se asistió a la profundización de las estrategias eléctricas. En un principio estos autos fueron pensados pequeños y de baja potencia para trayectos cortos. Ahora las marcas presentan verdaderos deportivos que cuentan con sistemas de cero emisión o híbridos plug in. Es una forma de proyectar la potencialidad de la propulsión ecológica. Estos ensayos generalmente tienen forma de prototipos que no llegarán a las líneas de producción.

Dejá tu comentario