Crear empleo y fortalecer el arraigo

Edición Impresa

En la provincia de Buenos Aires el programa "Pueblos Turísticos" cumplirá una década en mayo del año próximo y a través de esta iniciativa buscamos promover e incentivar el desarrollo de actividades y emprendimientos turísticos sostenibles en las pequeñas localidades. Asimismo apuntamos a generar identidad en sus habitantes, crear fuentes de empleo y fortalecer el arraigo.

POLÍTICA DE ESTADO

Este programa, el cual ya es una política de Estado en nuestra provincia, y que fue fortalecido por la gobernadora María Eugenia Vidal, responde a una lógica intercultural, intersectorial, descentralizada y esencialmente participativa; que pone en valor todos aquellos recursos patrimoniales y/o extra-patrimoniales existentes en los pueblos; con una mirada que apunta a darle sustentabilidad a los emprendimiento turísticos, donde los pobladores locales son los protagonistas activos del proceso.

El programa tiene una concepción comunitaria del turismo, haciendo eje en la recuperación de las economías regionales, en el cual apuntamos a otorgarles un rol central a los miembros de poblaciones locales que se organizan para prestar servicios turísticos en forma respetuosa y solidaria con sus vecinos, con el turista y con el ambiente; y que tenga como finalidad mejorar a la comunidad entera con un fuerte sesgo de equidad.

Para implementarlo, a cada uno de los pueblos abarcados en el programa, se los categoriza en etapas: Semilla, Planta, Flor y Fruto.

"Semilla" es la etapa inicial, en la que los distintos pueblos se integran al Programa manifestando su voluntad comunitaria y municipal para trabajar mancomunadamente con la Subsecretaría de Turismo provincial.

Posteriormente viene la etapa "Planta", que es cuando al mismo se lo declara "Pueblo Turístico"; luego de constatar el avance realizado; allí se formaliza con la firma de un convenio la incorporación al programa y seguidamente se inicia la etapa "Flor", en la que los pueblos registran un fuerte crecimiento turístico y se solidifican los espacios de organización turística.

En le etapa "Fruto", los pueblos han alcanzado una madurez tal que su desarrollo turístico, que se ha convertido en un factor de crecimiento y de empleo significativo para dicha localidad; la cual, por sus características suele apuntar al segmento familiar y de "Escapadas", que se apuntalan con "fiestas populares", como la de la "Picada y la Cerveza Artesanal", que se realiza en Uribelarrea, uno de los "Frutos" del programa.


GASTRONOMÍA

El desarrollo del sector gastronómico es otra de las claves para motorizar el crecimiento de estos Pueblos Turísticos, como dan cuenta las experiencias de Bahía San Blas, en Carmen de Patagones, con su especialización en pescado y ostras; o el polo que se desarrolló en Carlos Keen, partido de Luján; ambos también contemplados en nuestro programa.

Estos pueblos, como todos los que están contenidos dentro del programa tienen una especie de reconversión en la que el Turismo adquiere centralidad en la economía, pero también en la vida cotidiana de las personas que allí viven, fomentado el emprendedurismo y las economías regionales.



(*) Ministro de Turismo

de Buenos Aires

Dejá tu comentario