4 de julio 2014 - 00:00

Cuenta regresiva para la Fiesta del Poncho

Cuenta regresiva para la Fiesta del Poncho
Durante diez días, los catamarqueños (y los visitantes de otros lugares que se les unan) cambiarán su rutina por fiestas y festejos, cantos, homenajes y rituales que darán muestras de una identidad única que une la modernidad de la provincia con las tradiciones provenientes de antiguas culturas, fórmula que da sabor y color a su gastronomía, artesanía, música y danza. En el predio ferial recibirán a los turistas alrededor de 650 artesanos, incluidos los de los 12 de países del Mercosur, en el horario de 14 a 22, y los fines de semana el horario se extenderá hasta las 24.

Todo esto tendrá lugar en virtud de una nueva edición de la Fiesta Nacional del Poncho 2007, que es una de las galas de la provincia y que se llevará a cabo entre el 10 y el 20 de julio. La elección de la Reina del Poncho se realizará el día jueves 10 de julio, a las 20, en el Cine Teatro Catamarca, y la coronación de la nueva soberana se concretará el viernes 11, en la apertura del festival. A la hora de repasar la historia, la primera gran fiesta de los catamarqueños fue instalada por el gobernador Guillermo Brizuela en 1967. Él fue quien fijó el mes de julio para su realización, para que concordara con las vacaciones invernales. Desde entonces no ha dejado de crecer y sumar atractivos. Cabe señalar que además del apreciado tejido, entre las artesanías hay trabajos en madera, cuero, piedra, metal, cestería y cerámica, y se genera lugar y expresión para todos los trabajadores de esas áreas. Los productos regionales, como dulces, confituras, frutas secas, vinos, aguardiente y licores serán parte también de los pabellones de exposición y ventas, y no hay que olvidar los sectores destinados a la gastronomía, donde los sabores locales harán mella. Acompañan las jornadas destacados músicos y bailarines de la escena nacional y regional folclórica.

Según cuenta el pueblo catamarqueño, la creación de la Fiesta del Poncho tuvo varios motivos. Uno, y tal vez el principal, fue la reivindicación de esa prenda tan singular, importante y representativa de gauchos, héroes y patriotas, que tiene en cada región rasgos propios y signa a Catamarca a nivel nacional e internacional, y que ha brillado en exposiciones mundiales y servido para homenajear a diversas personalidades destacadas que visitaron nuestro país con esta tradicional prenda hecha con el más hermoso de nuestros tejidos: el poncho de vicuña.

Después de tanto tiempo, los tejidos catamarqueños siguen exigiendo la misma laboriosidad y empeño, simbolizando de algún modo la esencia nativa de esta provincia. Artistas de jerarquía como Soledad Pastorutti, Los Huayra, el Dúo Coplanacu, Los Tekis, Los Auténticos Decadentes, Jorge Rojas y Sergio Galleguillo, entre tantos otros, harán de anfitriones en el escenario central del predio ferial. Lo cierto es que esta provincia del NOA, a veces olvidada en la agenda turística, es una opción que bien vale la pena considerar y mucho.

Dejá tu comentario