DE OBAMA A CHÁVEZ

Edición Impresa

Para compensar las citas de primer orden de la semana pasada con Barack Obama, Dmitri Medvédev y Hu Jintao, Cristina de Kirchner se dio ayer un baño de chavismo en Caracas. Fue la invitada especial de una fastuosa jornada, estilo Castro, de celebración del bicentenario de Venezuela. Cristina habló anoche como «oradora de honor» ante el Parlamento y buscó halagar celebrando el «derrumbe del libre mercado». Como premio consuelo, no menor, la Presidente rubrica hoy 27 convenios comerciales. (Ver págs. 14 y 15.)

Dejá tu comentario