DEGRADARON A IRLANDA; PIDEN CUMBRE URGENTE

Edición Impresa

Europa es un campo minado para los inversores. Cada día surge un dato que barre con cualquier noticia positiva que pueda surgir. Las calificadoras hacen caso omiso de las presiones (de gobiernos y fondos de inversión) y redoblan la apuesta castigando a los países en jaque. Ayer fue el turno de Irlanda: la agencia norteamericana Moodys le rebajó la nota a nivel de basura. Ya lo había hecho con Portugal. Así potenció los temores de los inversores, que siguieron vendiendo acciones y bonos y buscaron refugio en el oro, el dólar y el franco suizo. Sólo Italia (que el lunes sufrió un derrumbe bursátil) se salvó ayer, impulsada por la recuperación de los bancos. Berlusconi anunció el envío de un nuevo ajuste fiscal, lo que alentó algunas expectativas positivas. Critican a calificadoras, pero ello es como matar al mensajero. Es como si se quisiera poner un INDEC europeo que otorgue calificaciones a países europeos. La realidad es que los números son muy débiles. Hacen falta más y mejores medidas. (Ver págs. 3 a 6.)

Dejá tu comentario